100 años de Volta

0
4
vistas

El otro día por una cuestión ajena, me informaron con tino de que este día de Reyes la Volta Ciclista a Catalunya cumplirá cien años desde su primera salida. Cierto, y muy importante, a pesar de que en los días que corren todo deporte que no sea fútbol parece no existir, y todo aquello que no sea morboso, parece no importar. Sin embargo, estamos ante una efeméride extraordinaria. Por los mismos motivos en Francia en 2003 y en Italia en 2009 hicieron sonoros homenajes a su Tour y Giro. Aquí las cosas por desgracia no parecen en el mismo camino.
De cualquiera de las maneras conviene recordar la fecha. 6 de enero de 1911, en la partida (como bien nos cuentan nuestros amigos de Urtekaria) 44 pioneros. Nombres míticos hicieron posible la ruta, como el Miguel Arteman, un hombre renacentista metido a labores grandes en los albores del ciclismo. Este andaluz creo primero la Volta y luego la Vuelta a Andalucía, pero su vida dio para mucho más. En la primera edición la carrera realizó un trayecto triangular con Barcelona, Lleida y Tarragona como vértices y más de 350 kilómetros en las aristas. Sebastià Masdeu fue el ganador de la primera edición de la primera carrera ciclista que cumple cien años en España, si bien cabe recordar que la Volta a Tarragona es más antigua, aunque en su historial presenta enormes lagunas.
Los viejos de Sants, el barrio barcelonés que dio vida a la carrera, recuerdan cómo las localidades se paraban literalmente al paso del pelotón. Enric Canto, periodista de La Vanguardia, me contó como hizo una edición montado en un coche de la guardia civil sin frenos. Aquello le costó años de vida en disgustos. Nada de aquello parece haber quedado en nuestro ciclismo postmoderno.
Para quienes tengan un minuto que le dediquen un segundo a su palmarés, tomaran conciencia de cuan importante es esta prueba. Cañardo -recórdman casi para la eternidad con siete triunfos- Cardona, Poblet, Ezquerra, Merckx, Ocaña, Gimondi,… hasta Purito Rodíguez. Sólo echamos de menos, por circunstancias varias, a Bartali, Anquetil, Coppi e Hinault. Pero esta breve reseña no sería completa sin mencionar la figura de mi buen amigo Ferran Bellfort, quien con su labor abnegada y humilde hizo que esta carrera trascendiera en círculos como el de la filatelia, entorno de minorías aunque de prestigio y “branding” cultural. Amigo Ferran, nunca te olvidaremos.

En la imagen salida de la primera Volta.

***

Alvarez Cascos, ley antitabaco. Continuamos en la labores de distracción. Trileros sociales, engañifas mediáticas, … nos siguen vendiendo la moto que les interesa. Mientras desde no sé dónde conspiran contra nuestro bienestar. Cada vez más alejados del político medio.

Deja un comentario