Connect with us

2 x 13. El eterno invierno ciclista

Mundo Bicicleta

2 x 13. El eterno invierno ciclista

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

El año que se escapa ha sido especialmente duro en lo climatológico. Echando la vista atrás, esas tostadas y soleadas de Omán, allá por febrero, quedaron en anécdota en un invierno que en ciclismo ha sido muy largo. Hasta bien entrado junio, en la Vuelta a Suiza, encontramos jornadas gélidas marcadas por el clima, aunque no sólo por las nevadas que se registraron a fuego en nuestra retina cuando el Giro de Italia, sino que también por otras en las que circular por un frigorífico resultaría mucho más placentero. Queremos recordar algunos días en los que quedarse en la cama, al abrigo de sábanas de franela habría sido lo más recomendable: 

Cambrils ZC, Gran fondo
  • Het Nieuwsblad: la primera gran clásica del año llega el último domingo de febrero en un día plomizo y de gorro enlanado. Gana Luca Paolini –qué gran año el suyo- por delante de Sven Vadenbergh un día antes de que se suspendiera la Kuurne por nieve.
  • París-Niza: una carrera que se llama la del Sol, pero que muchas veces surca campos nevados. La cuarta jornada por ejemplo, en la que los Orica abren camino a la victoria de Michael Albasini por bosques desnudos y embotados de agua helada.
  • Tirreno- Adriático: la posiblemente jornada más épica del año se desarrolla en el circuito Sant´Elpidio. Una lluvia terrible acompañada de helador ambiente destroza el pelotón y la resistencia del Team Sky. Nibali, obviamente, llegó por delante
  • Milán-San Remo: una carrera de dos partes. La primera, aún en la Lombardia nevada e intransitable. Una cortina blanca impidió avanzar. Luego en la costa, en las serpientes costeras de la Liguria, otra carrera congelada y empapada. Ojos enrojecidos y semblante maltratado. Chavanel, Sagan, Cancellara,… se asemejan a espectros deformados cuando arriban a San Remo.
  • Volta a Catalunya: las dos etapas pirenaicas se desarrollan entre algodones de nieve. Especialmente fría la jornada de Port Ainé que corona a Daniel Martín, el coco de Purito.
  • A Través de Flandes: Thomas Voeckler atenta contra los elementos en medio de adoquinados congelados y cunetas blancas. Tanta épica le sirvió para una quinta plaza que se le clavó en el alma. Oscar Gatto fue el héroe final del día.
  • Vuelta al País Vasco: la primera llegada a Beasain ve la gran exhibición de Vasil Kiryenka en medio de un día eterno que se complica según pasan los minutos. La lluvia perenne amenaza con hacerse nieve en las cumbres, no se hizo, al menos al paso de la carrera, pero propinó buenas tiritonas.
  • Giro de Italia: dos colofones en blanco, primero en la recortada llegada al Galibier, donde Giovanni Visconti cruza la meta confundido entre copos como catedrales, luego la etapa de Tres Cimas de Lavaredo, una jornada encriptada en nieve por doquier: por los valles, subidas, cimas,… No obstante el círculo del frio no sería completo si no se recordara la insidiosa nube que persiguió al pelotón por toda la geografía itálica. Hubo tantos días de asueto como dedos tiene la mano.
  • Tour de Romandía: Chris Froome también golpeó entre la niebla. Lo hizo en el Criterium Internacional y en la prueba reina de Lombardia, en otra innombrable exhibición de la que sólo salió indemne Simon Spilak. Por el Col de Les Diablerets no iban ciclistas, deambulaban esquimales.
  • Vuelta a Suiza: a 10 de junio el pelotón atraviesa un campo nevado y húmedo  por las pendientes del Nufenenpass donde Bauke Mollema cimenta uno de sus éxitos.

 

#13×13 es el relato de perfiles, paisajes y momentos que describen el año que se nos escapa.

 

Esta instantánea sale del anuario Zikliamatore 106 páginas con el pulso visual de este año como siempre a vuestra merced ciclando aquí.

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: 2 x 13. El eterno invierno ciclista - Ciclo21

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio