Connect with us

24h Cyclocircuit: donde el ciclismo no entiende de horarios

24h CycloCircuit JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

24h Cyclocircuit: donde el ciclismo no entiende de horarios

24h Cyclocircuit: donde el ciclismo no entiende de horarios

Castelli_AGO-2-TOT
Tiempo de lectura:3 Minutos

Inspirada en las grandes pruebas de resistencia e insomnio, las 24 horas ofrecen un ciclismo solidario, agónico y especialmente, diferente.

 

En Cheste, en la salida 334 de la A4, el Circuito de Ricardo Tormo vive un día entero para las bicicletas, un día de 24 horas, circular, rememorando esas clásicas de automovilismo, Le Mans, entre otras, que ponían un punto de épica, resistencia y perenne encanto a deportes.

24h CycloCircuit JoanSeguidor

“Nosotros formamos un equipo de siete, compitiendo en la categoría de ocho” nos precisa Christophe, uno de los participantes.

Se ponen en macha sobre las doce y media. Sol vertical sobre sus cabezas enfundadas en cascos.

La salida es rápida, “se ve animada a la gente” precisa, pero el calor hace mella.

24H CycloCircuit JoanSeguidor

Christophe abre la marcha de su equipo, es el primer relevo.

Fuerzas íntegras, la euforia de la salida, los primeros kilómetros caen como un contador a pleno rendimiento.

La primera hora el GPS marca cuarenta kilómetros, una barbaridad, un ritmo que es complicado se asumir más allá de la hora, al menos en el caso de Christophe.

Corredores 24h CC 2017 JoanSeguidor

Calor, primeros cortes, los huecos empiezan a abrirse.

Christophe admite: “Es la primera vez que me veo en una de estas. Hay que gestionar bien las fuerzas. Tras el primer relevo, puso el box y veo el ambiente, algo maravilloso, buen rollo, compañerismo”.

La vida en el box

Le habían dicho, le habían contado que la experiencia era divertida.

Cada momento tuvo lo suyo, rodar en el circuito es agradecido, pero mantener el ritmo es duro.

En el box convergen todos, participantes, ayudantes, organización… y sobre todo el grito de ánimo a los compañeros que están rodando, ahí, en una pista que desprende calor en cada rincón.

Eso si formas parte de un equipo, porque también están los dúos, y peor aún los solitarios. “Hay un especie de camaradería para quien corre solo” dice Heliodoro, responsable de la organización, quien destaca la unanimidad que despierta un solitario: todos le animan.

24h CycloCircuit - Castelli JoanSeguidor

 

Rodar de noche

Christope se repone del primer relevo. Es complicado descansar al 100%, porque en el ambiente hay expectación y con ésta ruido y nervios.

El siguiente relevo de Christope a partir de la una de la madrugada y se alargará hasta las tres.

Muchas horas después, otra vez en el circuito, pero en circunstancias muy diferentes.

Ha caído la noche, y con ella la temperatura. El circuito es, desde el cielo, un hormigueo de luces que giran en el mismo sentido.

Cada corredor lleva su foco delantero y su piloto rojo detrás.

Rodar por la noche entronca directamente con esas 24 horas de Le Mans y esas míticas pruebas de resistencia que se hicieron tan populares.

Es la esencia del esfuerzo, el cansancio y el insomnio sobrevenidos.

Los solos lo pasan mal por momentos.

Sobre su espalda recae todo el peso de la travesía.

Ese cansancio se hace más patente en ellos. Cumplir con las expectativas no es sencillo. “Ganar sólo gana uno, entonces cada uno se impone su objetivo, que puede ser rodar 300, 400 o 500 kilómetros, no hay regla fija. Es una categoría muy dispar” apunta Heliodoro.

24h CycloCircuit JoanSeguidor

“Estás en medio del circuito, sin iluminar, es noche cerrada y ves lo que te alumbra tu foco en medio de otros ciclistas que van como tú -describe Christophe-. Escuchas tu cuerpo, es una hora a la que no está acostumbrado a circular, es una sensación de ir flotando. Cuando te cruzas con un dúo o un solitario, sientes cierta veneración y respeto. Lo que hacen tiene mucho mérito”.

El final en el horizonte

Sigue la marcha, algo cansina en ocasiones, fatiga que se entremezcla con la emoción de ver que pasan las horas y se acerca el final.

El amanecer renueva las fuerzas, la meta se acerca.

Christophe toma parte en el relevo de diez a doce menos veinte.

Cuando se apee de la bicicleta, quedará ya un compañero que no competirá ni una hora más.

La tercera tanda no tiene nada que ver con las anteriores. Si el primer relevo era al principio y por tanto la velocidad se acusaba, por la noche ruedas de forma constante. Ahora los grupos ya están muy definidos”.

La carrera toca a su fin.

La gente esboza una sonrisa.

Muchos se fijan en los solitarios o dúos, “son gente que aguanta de verdad” bromea Christophe, pero tiene razón.

Han escuchado su cuerpo en el límite más extremo. Su sonrisa es el sello a 24 horas de cansancio total y comedura psicológica.

Pelo pasamos bien, gran ambiente, buena gente, ayuda, amistad y el pack del corredor por los amigos de CDC Sport con prendas de Castelli” concluye Christophe, un tipo con bagaje ciclista, nacido en Amberes, dieciséis años trabajando en Tenerife en sus dos tiendas de alquiler de bicicletas para conocer las maravillas de la isla.

Las 24 Horas Cyclocircuit se idearon en Paterna, van por su cuarto año y el Heliodoro es su cabeza visible de una organización que también incluye La Titánica y el Desafío Titánico: “Nos inspiramos en las 24 horas de toda la vida, en las de Feltre, Italia, que monta Castelli, uno de nuestros partners. Aquí también la Comunitat Valenciana. Llevamos cuatro años en esa maravilla que es el Ricardo Tormo”.

 

Buscamos un ciclismo muy diferente al habitual -se celebran una semana antes de iniciarse el Tour de Francia-, hay compañerismo en la pista y convivencia en los boxes. Hay también competición, estrategia entre los equipos, cómo hacen los relevos, cómo plasman el plan…” y lo han conseguido, las 24 horas son ciclismo muy diferente.

Algunos equipos sacan medias de 40 kilómetros por hora.

Entre los solitarios hay quien rebasa los 37. Al final los kilómetros totales marcan la clasificación.

Entre los equipos llegar a los 800 kilómetros es la marca de la verdad, aunque más allá se impone eso, un ciclismo diferente, solidario e incluso nocturno, porque la pasión por la bicicleta no entiende de horarios.

 

 

 

 

 

 

Castelli_AGO-1-TOT
Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Patrocinado

Inicio