4.2014 Brisas, que no aires, nuevas en el ciclocross

0
4
vistas

Este perentorio repaso a cada temporada que realizamos a estas alturas del año, siempre pilla a medio camino la campaña invernal. El ciclocross, la modalidad más plástica, y posiblemente épica del ciclismo, pasa página, pero muy lentamente. Lo que en otras disciplinas se hace de forma posiblemente más traumática, aquí es un sencillo transitar hacia nuevos nombres y estrellas.

El año natural por eso nos dejó secos y sin una de las grandes estrellas de este circo: Niels Albert, por muchos motivos el nuevo Sven  Nys, principalmente porque nunca estuvo en su ánimo prodigarse en la carretera, y porque dejó huérfano el relevo que ya reclamó para sí el día que fue campeón del mundo. Sin Albert, las miradas viraron a Nys, posiblemente el mejor de siempre en la disciplina. Pero Nys no carbura ni gana como antaño porque el peaje de la edad pasa su justa factura, y las críticas, en Bélgica estas cosas son cuestiones de estado, no se hicieron esperar. Fíjense en la trascendencia de la práctica cuando Nys fue objeto de hasta especulaciones sobre su orientación sexual.

La mítica celeste belga y otros muchos modelos disponibles en Bioracer

Con Nys fuera de grandes concursos, y seguramente pensando en la doble corona, el mundialito que es el nacional belga más el mundial que siempre anhela y rara vez consigue, los nombres que merodean los mejores puestos no acaban de imponerse. El dominio discreto de Kevin Pauwels es un ejemplo de ello, como lo es la declarada intención de Lars Van der Haar de probar la carretera siguiendo la senda de Lars Boom y Zdenek Stybar. Ante este vacío de poder, emergen nuevos nombres que llegan, pero que tienen aún largo trecho que cubrir.

De entre toda la camada, nuestro buen amigo Jon Hernández nos saca cinco especialistas que deberían ser protagonistas importantes en lo venidero. Empezamos por Laurens Sweeck, de 21 recién cumplidos años, se debe al Corendon – Kwadro y es el actual campeón belga sub23. Top15 en varias pruebas de la Copa del Mundo con los elite, hace poco dio al palo siendo segundo en Zilvermeercross y Scheldecross Antwerpen. Se trata de una de las grandes noticias para Corendon en una temporada dura en cuanto a resultados para el equipo.

Wout van Aert es también belga pero un año más joven. Corre en elVastgoedservice – Golden Palace y es vigente campeón del mundo sub23. Ya suma 8 victorias entre carreras sub23 y elite. Su victoria más importante fue la conseguida entre elites en la Copa del Mundo de Koksijde. El pupilo de Niels Albert dio un recital sobre la arena y dejó una de las exhibiciones más bonitas del ciclocross moderno.

Mathieu van der Poel tiene abolengo ciclista por todos los lados, es hijo de Adrie Van der Poel y nieto de Raymond Poulidor. Holandés y tendrá veinte primaveras el próximo mes de enero. Viste de BKCP – Powerplus. Se trata de un potente ciclista con unas grandes cualidades para el ciclocross aunque también para la ruta. Aunque esté un pasito por detrás de van Aert, Mathieu es de los pocos que le pueden presentar batalla. Podio en Koksijde y dos victorias con elite son su carta de presentación.

Dejamos el Benelux y vamos a Francia. Clement Venturini, veintiún años, del Cofidis, está siendo el azote de Francis Mourey, aunque no ha conseguido arrebatarle la Copa de Francia. El joven francés se ha impuesto en la general final de EKZ CrossTour suizo. Clement está siguiendo la escuela francesa, se prodiga poco por Bélgica buscando puntos UCI y victorias en calendarios alternativos entre Francia y Suiza.

En una onda similar está el italiano Gioele Bertolini. A sus 19 años el del Gueciotti – Selle Italia es el actual líder del Giro de Italia de ciclocross por delante de las “vacas sagradas” Enrico Franzoi y Marco Aurelio Fontana. Lleva cinco victorias absolutas UCI y otros tres podios más. Al igual que Venturini, le falta prodigarse más por el Benelux, aunque en su única participación en la Copa del Mundo sub23, en Valkenburg, firmó un excelente quinto puesto puesto.

Publicidad

Deja un comentario