50 ascensiones míticas: Un libro para manosear

0
4
vistas

“Si todos los muertos del Iseran se dieran la mano, formarían una cadena  de aquí a Val d´ Isere”.

 

De magnífico puedo calificar el recientemente publicado libro de las 50 ascensiones míticas que deberías coronar. Una obra sencillamente única. Es terrible que en un deporte centenario, con anfiteatros infinitos como tales, no hayamos tenido una pieza similar en nuestras manos.

La obra de Lunwerg es un metódico acerbo de los puertos que en simbiosis recíproca con el ciclismo se han hecho grandes. Entre los menos de 100 metros de altitud de una calle empedrada en la pedanía de Oudenaarde llamada Koppenberg hasta los más de 3.000 del Pico Veleta, la vieja y cansada Europa expone su patrimonio ciclista en medio de circos glaciares, densos bosques, quebradas carreteras, memoriales ciclistas, herrados giros, peladas cunetas, ancestrales galerías y terrosos firmes.

Puertos con historia. Anibal cruzó el eterno Agnelo, los grandes imperios centrales soñaron el Stelvio, un enorme osario de la Primera Guerra Mundial corona el Monte Grappa, Pelayo frenó a los musulmanes en Covadonda… la obra se detiene en la hexo e intrahistoria de cada una de las cincuenta subidas donde España cuenta con seis hitos: Angliru, Pandera, Urkiola, Pico del Veleta (lo que viene a ser Sierra Nevada más su añadido final), Calar Alto y Lagos de Covadonga, que ilustran además la portada.

En lo sucesivo daremos cuenta de algunas de las cimas que aquí toman páginas y color. Será bonito ver su descripción y aprender de algún pasaje que le dio el estatus para estar en tan formidable catálogo.

Deja un comentario