A Bruyneel el cambio de cromos le está saliendo rana

2
1
vistas

Cara póker en la dirección del Radio Shack. A Johan Bruyneel se la han metido doblada, de momento. El hermano mayor de la saga luxemburguesa adujo las heridas de una caída de días antes para salir pies en polvorosa del Giro de Italia. Frank Schleck sigue sin entender que el Tour de Francia no está en su rasante, ni siquiera que es un perjuicio para su propio hermano, al que, como familia suya que es, entiendo le tiene cierto grado de estima.

Alter ego
En este blog hemos hablado muchas veces de los Schleck, también de la tomadura de pelo de equipoque armaron hace un año, la prueba está en que no lograron patrocinios suficientes para sacarlo adelante contando con la mejor plantilla del ciclismo mundial. También incluso mencionamos lo complicado que lo iba a tener Bruyneel frente a los vicios adquiridos de los centroeuropeos. Lo que no esperábamos es un estallido tan temprano en las relaciones a tres del técnico y vástagos de Johnny Schleck. Ciertamente a varias semanas de que arranque el Tour, nos ha pillado desprovistos de cualquier halo de previsión. Un mal presagio.
Johan Bruyneel es un buen técnico, de ello no podemos tener duda alguna. Uno no está entre los más laureados directores de la historia por el mero hecho de tener buen material. A éste hay que saberle dar forma, moldearlo a tu gusto. Ello por eso no esconde que sus mimbres han sido de una calidad que pocos en la historia han tenido en sus manos. Desconozco su nivel de implicación o cuota de responsabilidad en las victorias de Lance Armstrong y Alberto Contador, me niego a cuantificarlo, pero ambos dos se sitúan en las antípodas de los luxemburgueses. Estos sí que son un reto para el belga. 
El ciclismo para Armstrong y Contador ha sido y lo es todo. Su oficio, pasión, obsesión. En estos niveles levantarte y coger la bicicleta en un día de perros no es un sacrificio, es una bendición. Vivir y convivir con los detalles es tu obligación, sí, pero también tu credo. Esto es así de simple. Si el ciclismo no ocupa tus sueños, ni te los interrumpe, malo. No estás en el lugar indicado. Andy lo dijo un día. Algo así como “el ciclismo es mi trabajo, pero no mi pasión”. Johan, lo sentimos, has salido perdiendo con el cambio. Repito, de monento.
También en el pelotón del Giro de Italia circula estos días un tal Joaquim Rodríguez. Purito le llaman, por esa vacilada, ya mítica. El de Parets no es un ciclista por obligación, que va. Lo mamó de siempre, y ahora le llena las horas, los días, los años. El suyo no es un éxito que hable de la casualidad. Sus maratonianas salidas por Andorra dan fe de ello y lo mejor es que el resultado lo vemos todos.
Como siempre hemos oído, la carretera sitúa a cada uno en su sitio, y por Italia estamos viendo que es cierto. Y ojo por que con todo este trajín ni siquiera valoramos si los argumentos de Frank Schleck son o no ciertos. Al contrario, los ponemos en cuarentena por que ya son tantas las veces, que sinceramente, no nos molestamos en pensar otra cosa. 
Foto tomada de Velo News

  • Me he pensado un poco si comentar este post… no me caen bien los hermanos Scheleck.Esa negatividad hacia ellos comenzó cuando Carlos Sastre ganó la fantastica etapa del Tour del 2008 del Alpe d'Huez, su forma de actuar en aquella etapa no me pareció la correcta para con un compañero.A partir de ahi, ambos hermanos han seguido actuando de una forma ambigua para lo que el ciclismo es.A la Vuelta España han venido, se les ha tratado como "estrellas" del ciclismo y a la primera de cambio han puesto "pies en polvorosa" dejando al aficionado "colgado" con su actuación.Creo que a Bruyneel le va a tocar poner "mano dura" con ellos durante el próximo Tour, si quiere sacar algo en claro de ellos.¡Ojala que los ciclistas españoles que están preparando ese Tour se lo hagan pasar mal a los hermanismos!!!

  • Es patético que existan corredores como los Schelck, que van a las carreras de paseo. Véase Andy en la Vuelta de 2010 que vino a España de fiesta o Frank que fue al Giro "obligado" y a las primeras de cambio se baja de la bicicleta. Tienen muy buenas cualidades ciclistas, sobre todo Andy, pero la cabeza les falla. Yo pensé que con la llegada de Bruyneel les iba a cambiar la mentalidad y su forma de correr, pero veo que los malos hábitos son difícles de curar.