A Nairo le toca bailar con la más fea

1
29
vistas

Créanme si les digo que las cosas en el mejor equipo del mundo UCI no son tan apacibles como muestra la tibieza de su director. Desde el momento que Nairo Quintana pisó el podio de París, resultó obvio que en la próxima edición del Tour de Francia habría encaje de bolillos para ver quién lideraría el Movistar en la mejor carrera del mundo.

De un lado una baza que a pesar de su juventud destila margen y progresión, un ciclista, Nairo Quintana, que por no ofender ni habla a veces, pero que sin embargo tiene las cosas muy claras y sabe bien lo que quiere. De otro lado Alejandro Valverde, ciclista que admiramos y respetamos como siempre dejamos escrito, pero que vive por un objetivo, ser podio en el Tour de Francia y en ello no repara.

Alejandro Valverde probó la grandeza de esta carrera el día que ganó al borde del desmayo a Lance Armstrong en la edición de 2005. Retirado ese año, el murciano ha vivido con la perenne idea de que esta prueba le debía algo más que etapas sueltas y algún día vestido de amarillo. Lo ha intentado por activa, pasiva,… pero ocho años después seguimos en las mismas. No ha ocupado una plaza en el top 5, muchas ediciones después y otros tantos desvelos para intentarlo.

Para que Alejandro Valverde vuelva a ser la baza de Movistar en el Tour de 2014 argumentan su buena edición este año. Es cierto que Valverde fue uno de los mejores corredores del último Tour, pero no lo es menos que su buena clasificación final, a pesar de caer en la general el día de los cortes en el llano, se debe a que sus rivales dejaron de contar con él cuando se dejó sus opciones en un pinchazo. Es decir Team Sky se centró en Nairo mientras Valverde gozó de una obvia bula dado su escaso peligro en la general, otra cosa habría sido verle cerca de Froome en los últimos días, quizá esa remontada no habría tenido lugar.

Estos días se barrunta en los medios quién será el líder de Movistar en el Tour y en el Giro. Medios afines al equipo telefónico han dejado sentada la opción de que Valverde capitanee en Francia y Nairo en Italia. Esa opción sobre el tapete es ir a atar el podio en Tour, como máximo, pues para que Valverde gane en Francia es imperioso que fallen varios rivales. Nairo demostró en el único Tour que corrió que su margen no conoce líneas, y lo tiene tan claro que el propio colombiano, tan prudente él, ya ha dicho que, ante las informaciones surgidas, el calendario no está cerrado.

Que tomen nota en Movistar de lo que ha pasado con Rui Costa. Desconozco el semblante de Eusebio Unzué en Florencia, aunque me lo puedo imaginar, cuando el portugués se proclamaba campeón del mundo ante el desconcierto de su querido Alejandro Valverde. A Rui Costa se le descolgó del top ten en el Tour para el auxilio de Valverde en la jornada del pinchazo y eso hizo mella en el luso que optó por volar fuera del mejor equipo del mundo en busca de la opción que su equipo le negaba.

Veremos cómo se resuelve la bicefalia Nairo-Valverde, pero como en cualquier reino de dos cabezas la gestión equitativa es obligatoria y ahora mismo jugar la baza de Valverde al Tour por encima de la Nairo no es jugar tu mejor mano. No es la opción digna del mejor equipo del mundo según la UCI.

Foto tomada de www.zimbio.com

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Hoy 28 de enero se ha sabido que Nairo correrá el Giro y Valverde el Tour, acertaste en tu opinión.
    Una servidora prefiere la carrera italiana a la francesa, me alegra que el colombiano la corra. También creo que Valverde se equivoca de nuevo.

Deja un comentario