“A Purito muerto, Dani Moreno puesto”

0
1
vistas

Soy de la teoría de que, en una inmensa mayoría de casos, lo que una persona con cierto estatus dice frente a los micrófonos no es fruto de la casualidad o de un calentón. Tomemos lo que dijo esta misma Viatcheslav Ekimov, mánager del Katusha, esta misma semana:

 

“Creo que la victoria en Flecha Valona es muy importante para él. Es un corredor de mucho nivel pero no lo entiende. Intentamos explicarle que a veces tiene que separarse de Joaquim Rodríguez. Por supuesto, Rodríguez es el líder pero su carrera puede terminar en un año o dos, y la suya solo empezar. Por lo tanto, tiene que sentir ahora mismo que es capaz. Para su confianza, el conseguir esta victoria es muy importante”

 

Obviamente Ekimov se refiere a Daniel Moreno y obviamente le postula a ser el sucesor de Purito al frente del equipo ruso. Nacido en 1981, es tremendo pensar que el madrileño aspire ahora a suceder a nadie. Moreno ha demostrado grandes virtudes en la carretera. Ha sido leal a Joaquim Rodríguez, siempre que ha podido, y entre ambos han dado un buen puñado de éxitos al equipo que les paga. Fuera de la carretera, su afinidad con Purito no se esconde, han convivido ya en dos equipos y estamos seguros de que si está en el Katusha, venido del Omega. Es en parte gracias a la mediación del ciclista catalán.

1

Dicho esto, y a sabiendas de que el mejor ciclista de la UCI en 2010 y 2012 sólo es dos años mayor que Dani, las palabras de Ekimov creo que esconden un objetivo que va más allá de lo inmediato. A puertas de negociar la continuidad de Purito, Ekimov cuenta entrelíneas lo que el titular esconde. Sabe que el caché de Purito es el que es y el manejo de las palabras, dos días después de no ganar la Lieja, tiene un claro objetivo: el económico.

Purito rueda estos días por el Reino Unido. Prueba nuevas fórmulas de mejorar contra el crono en el túnel del viento, pero me da que el viento en contra se llega desde otras esferas, quizá más inesperadas. Igual que Saxo fue muy explícito diciéndole a Contador que debía estar en las Ardenas, Ekimov recuerda a Purito que las rentas en ciclismo sirven para el momento. Aunque parezca lo contrario, no hay matices. Obviamente el catalán no es hombre de confiarse, ni amigo de complacencias, pero está claro que si esa ambición se apuntala con una cuña calzada con el tiento de Ekimov, mejor que mejor.

Y es que volvemos a lo de siempre. El deporte de altísima competición es esto. Puedes ser el mejor del mundo un año, incluso dos, pero vivirás siempre con la sensación de que tras de ti tienes un buen grupo esperando un desliz para apuntillarte. No hay contemplaciones. Purito lo sabe, él ambicionó el número uno que serigrafía en su cuadro y supo cuánto tuvo que trabajar para lograrlo. Ahora tiene una legión tras él esperando ese desliz.