Connect with us

A veces, sólo a veces, el ciclismo es agradecido

Opinión ciclista

A veces, sólo a veces, el ciclismo es agradecido

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Glosar quién es Purito, qué representa, qué implica, narrar sus virtudes, evidentes, sus defectos, obvios, es algo que ahora no resulta trascendente. Saber que un día hubo un ciclista, bajito, gallito e inquieto que subió al ciclismo español a cotas que sospechamos tardaremos en volver paladear es lo que ahora nos complace.

Entrada triunfal de Purito © Il Lombardia

Endura LDB Di17

Porque la vida en su infinito círculo viene, va, vuelve y  a veces hasta nos sorprende. No hizo falta moverse de la bota itálica para que un corredor, un profesional, un competidor en esencia acabara testando en persona, y de forma directa los dos estadios más alejados del deporte. De la decepción más absoluta y el desconsuelo más evidente, a la rúbrica de un domingo redondo que pasó por pasajes de toda índole, y una vez más por el líquido elemento.

En la maratoniana prueba que es el Giro de Lombardía Purito encuentra el pasto para que sus ilusiones se materialicen. En Villa Vergano no tiene un Hesjedal, Contador, Daniel Martin o Rui Costa que le arruinen los sueños. Se sabe fuerte y dominador y ejerce. “Si me siento de puta madre quiero que un equipo trabaje para mí” me dijo hace años cuando probaba la aventura rusa. Hoy hemos visto la plasmación más perfecta de aquellos anhelos.

La jornada lombarda fue como el año pasado desigual. Un primer tramo de inacabables serpenteos entre praderas de incipiente otoño para romper en Villa Vergano y el poder decisorio de sus rampas. Ni Somano ni Madonna di Ghisallo, Il Lombardía pasa por el ataque perfecto en el momento preciso, eso es lo más cerca posible para hacer daño de la última subida.

Y teniendo marcado ese punto de la ruta, es complicado que este monumento dé más de sí, a no ser que Thomas Voeckler se vista de gladiador y pinte de hilaridad la ruta. Su rito gestual es conocido, sus trucos en carrera también. Su perdición esta vez fue que tenía una cámara para retratar una relación con el coche de equipo absolutamente denunciable.

Pero volviendo a Purito y el ciclismo que representa, claro y transparente, se nos antoja un 2014 complejo para el ciclismo español con sólo el Movistar en el máximo circuito. Con todos los respetos, y habrá tiempo para profundizar, no sabemos a qué corren los azules, un auténtico equipazo sin mínimo criterio táctico. Hoy han sacado a pasear el precioso buzo blanco de Rui Costa y no hizo falta más que un llano paralelo al Lago de Como para ver al luso desentenderse del trabajo por sus compañeros.

Sin embargo, a veces, el ciclismo hace justicia y no es ingrato. A Purito el mundo ha dado dos vueltas en siete días. Que saboree el momento, de hecho saboreemos el momento, pues esto más pronto que tarde nos parecerá ciencia ficción.

Foto tomada de @IlLombardia

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
2 Comentarios

2 Comments

  1. Carolina

    6 de octubre, 2013 at 22:41

    Mereció la pena esperar un semana para verle ganar y disfrutar…Felicidades Joaquin!!!

  2. David

    9 de octubre, 2013 at 7:39

    Movistar juega al puestometro. Un equipo que tiene corredores para ganar lo que se le ponga por delante, se conforma con terceros y cuartos puestos. A Valverde le han comido el coco, de ser un corredor ambicioso y ganador, con el tiempo han conseguido que se conforme con hacer puestos. Miedo me da que acaben haciendo lo mismo con Nairo.

Deja un comentario

Más en Opinión ciclista

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio