“Affaire BMC”: a más inversión peores resultados

1
16
vistas

A raíz del desenlace y final de la Vuelta a España pasada, en este blog realizamos una reflexión sobre la suerte de los grandes equipos, significando que no siempre ésta es equitativa a la cifra invertida. Hablamos del ejemplo que supuso en la última grande de la temporada pasada. De que dos escuadras de sino muy diferente se jugaron los cuartos. Geox y Team Sky fueron esos conjuntos, el primero más modesto, el segundo flamantemente acaudalado. El resultado fue favorable a la primera escuadra. Jugaron mejor sus cartas, sencillamente.
La reflexión viene a cuento por que consumido el primer tercio de campaña, el flamante BMC decididamente no sabe qué hacer para entrar en competición. No es que tengan pólvora mojada, no es eso. Es que ni siquiera la han armado. De un plumazo han visto pasar por su frontal toda la primavera de vacío, una vez acudieron con enormes bazas, sino las mejores. El casillero se ha quedado en un cortísimo resultado firmado por Alessandro Ballan quien, con sendos podios en Flandes y Roubaix, escenificó lo que ha sido para éstos este periodo afirman prolífico en alergias: correr siempre a la contra, desde atrás, y así es imposible.
BMC arrancó el año con el vigente ganador del Tour, Cadel Evans, secundado por tantas bazas que al australiano se le podía dejar trabajar tranquilo y a gusto en el nada sencillo reto de repetir en la “Grande Boucle”. Pero no va a ser posible y el entregado canguro tendrá que llevarse algo a la boca para calmar las seguro inquietas consignas de los que dirigen el cuadro bautizado por una casa de bicicletas.
Veamos. Al australiano le cabe el dudoso honor de firmar la única victoria individual de esta estructura de 26 ciclistas. En el Critérium Internacional Evans ganó etapa y general, fortuna añadida a la crono por equipos que ganaron en el Trentino en Riva di Garda. Atención, por que si reparamos que la victoria parcial de Evans fue en otra crono, llegamos a una conclusión sangrante: ningún BMC ha alzado los brazos en lo que va de temporada. Eso cuando la primavera, como insistimos, acaba de echar el cierre y hablamos de un equipo formado por Gilbert, Hushovd, Van Avermaet, Ballan, Cummings, Hincapie, Quinziato,…
Entre los mentados, Greg Van Avermaet ha sido especialmente generoso en más de una ocasión sembrando incluso la duda de si él hubiera sido la baza para ganar y no los presumiblemente más dotados de nombre y caché. Van Avermaet de hecho fue segundo en la etapa de Algarve que se embolsó Gianni Meersman, pero no conforme anduvo fuerte tanto en pavés como sterrato y Árdenas. No queremos imaginar la cara que se le ha quedado.
El colofón lo da el CQ Ranking cuyos incuestionables números los sitúan duodécimos, justo por detrás del Rabobank, y seriamente amenazados por conjuntos de talla muy inferior como los la FDJ y el AG2R. Muy lejos de las proclamas de su mentor, Andy Rish. Con Romandía en marcha y en capilla del Giro, adonde no acuden con las bazas más renombradas más allá de triunfos parciales, podemos decir que la inversión de BMC, entendemos que no corta, está injustificada y sólo el Tour y Evans pueden calmar tal desazón, y eso si Gilbert no entiende de métodos para coger la forma de antaño

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario