Al final el recorrido es lo de menos

1
9
vistas

Sigue el Tour en las mismas, y aunque el recorrido llama por su vistosidad y el contenido de aspectos tan singulares como meter las cinco cordilleras galas en una misma edición, lo cierto es que el ciclismo no es el recorrido, ni las organizaciones, ni la cantidad de público que se atasque en las cunetas, todo eso contribuye al clima y esfera ciclista, pero el ciclismo son los ciclistas, y sinceramente o mucho cambian las cosas o el Tour va camino de ser la peor gran carrera de la campaña año tras año.

Es un problema la verdad. Entiendo que los equipos tienen una gran responsabilidad. No pueden fallar muchos de ellos, necesitan justificar los millonarios presupuestos que exige el máximo nivel e irse de vacío para muchos de ellos, es un auténtico calvario para el resto de la campaña.

Aunque el calendario está plagado de carreras donde el ciclismo se viste de gala, el Tour sigue llevandose los focos, son cuestiones de historia, tradición y peso en el mundillo. Nadie duda que ASO, su gestor, tiene la llave del ciclismo, incluso diría por encima de la UCI, y eso pesa en el ánimo. A todo ello se le añade el hecho de que cuando los franceses se ponen, es complicado superarles vendiendo una moto.

Sea como fuere el recorrido ya se conoce y creo que va en dirección de evitar lo que tanto criticamos este año. Sin dureza extrema, sin contrarreloj que decida, quieren que la emoción se alargue en los días y a poder ser hasta las puertas mismas de París, que esta vez estarán nada menos que en Marsella y en el mítico Velodrome, el estadio del Olympique, ese que equipo que un día fue el feudo de Tapie, el mafiosillo que tuvo en un mismo equipo a Hinault y Lemond.

Como dijimos entra los cinco macizos franceses en liza. No sé si había pasado alguna vez. El primero será los Vosgos con La Planche des Belles Filles, el lugar donde Froome se postuló por primera vez en Francia. Dura y complicada, es difícil pensar que alguien entre a saco tan pronto. El primer fin de semana, se transita por el Jura, el macizo colindante con Suiza y final en Rousse, el lugar donde triunfó con mayúsculas Chavanel. Eso es el sábado, al día siguiente, Chambery y un descenso espeluznante, algo que gusta mucho en el Tour.

El camino a los Pirineos, que se hace tras tocar Alpes, para volver posteriormente a ellos, pasa por un trazado de historia singular, de Périgueux a Bergerac, o lo que es lo mismo aquella crono del 94 en la que Indurain dobló a Armstrong. Los Pirineos serán breves y acabarán en una pista de aeródromo, la del Peyragudes, a un porcentaje demencial, un rareza “made in Vuelta” en el Tour. Ojo a la etapa de la fiesta nacional, sólo 100 kilómetros hasta la fortificada ciudad de Foix y dos complicado puertos por medio.

Los Alpes llegarán tras un pasó también breve por Macizo Central y el bellísimo Le Puy y su singular dibujo. A lo que vamos, Alpes, dos jornadas que se trufan de leyenda. SerreChevalier, tras pasar Croix de Fer, Télégraphe y Galibier. Luego Izoard, sí meta en la cima, en una costumbre muy del Tour desde hace unos diez años. El Vars estará en el camino al lugar de la casa desierta por donde Bobet predicó leyendas. Eso a 72 horas de París, antes la consabida y certísima crono de Marsella. Triste lo que están haciendo contra los tests cronometrados.

Esto es el Tour, cifras globales similares a las de otras ediciones, pero una duda, un anhelo, el recorrido invita a ser valiente ¿habrá quién lo intente? ¿hasta dónde está dispuesto el Team Sky a soltar la cuerda¿ ¿explotará Nairo ajeno a las fajas del Movistar?. Veremos…

Imagen tomada de FB de Team Sky

INFO

Ya podéis conocer el nuevo Bkool Go

1 COMENTARIO

  1. Hay que ver lo que dicen los aficionados colombianos: un recorrido para Froome… ASO conspirando contra Nairo… tienen miedo de los escarabajos… demasiada contrarreloj. Nos falta dejar el fanatismo y reconocer que Nairo no necesita montaña para ganar, necesita coraje. Al final, el alegre Chavito con su estilo agresivo nos pueda dar la sorpresa el próximo año.

Deja un comentario