Al mal tiempo, Bkool Go

0
28
vistas

En Unibike la gente de Bkool nos convidó a pasarnos por su stand para mostrarnos su última novedad. Conscientes que no todos están en disposición de batirse el cobre como los más concienciados, como aquellos que ven en el ciclismo su hobby y algo más, porque se cuidan casi como un pro, nos hablaron del Bkool Go, el nuevo rodillo que se abre a la casi totalidad de la población ciclista.

En ese mismo stand, dos bicicletas, dos rodillos y la gente fue pasando para ver qué daba de sí aquello, que no fue poco, porque rara era la vez que no había un corrillo para apreciar las bondades del producto.

Y entre ese producto estaba el Bkool Go, pequeño, silencioso, fácil de conectar, sin armatrostes e incomodidades, sólo pesa diez kilos, diez kilitos de diversión y rutas por medio mundo que con el mal tiempo y esa pereza que contagia el frío, invitan a quedarse en casita sudando un poco, ahorrándose el mal trago de una meteorología hostil.

1

Puedes acolplarle la bicicleta que quieras, hasta una BTT y se conecta a dispositivos externos ANT+ y Bluetooth Smart. Delante además el puerto que te quieras cascar esa tarde, comparándote con quien quieras desde el sitio que te apetezca. Incluso podréis hacer algo que nos gusta mucho a los globeros, medirnos con un pro sobre el mismo terreno. Veréis lo que son valores de Champions League al lado de los nuestros.

Si queréis un buen embajador para el mundo del “ciclismo de salón” aquí tenéis una forma de entrar, y experimentar por ejemplo la violencia y sufrimiento del ritmo que se imprime en uno de esos abanicos que destrozó el pelotón del Mundial.

Recordad por eso que si queréis una vuelta de tuerca, tenéis el Bkool Pro, el de toda la vida el que te permite simular pendientes del veinte y pico por ciento en medio de la salita de estar de tu casa. Ojo que no son moco de pavo, esas pendientes son lo que se lleva ahora.

Ahora que viene la hibernación ciclista, ahora que vienen las fiestas y el quebradero de cabeza de los regalos, mirad qué tienen por aquí.

Publicidad

Deja un comentario