Connect with us

Albacete es una ciudad para la bicicleta

Destacado

Albacete es una ciudad para la bicicleta

Albacete es una ciudad joven, que ha crecido mucho en las últimas décadas, donde sus habitantes aún se conocen bastante entre ellos, porque no deja de ser una ciudad bastante pequeña. Aquí hay gente sencilla y amable. Es una ciudad con una buena calidad de vida. Todo está relativamente cerca, y el estrés de las grandes ciudades aún no ha aparecido.

Creo que para la bicicleta es una ciudad con un potencial increíble. Las distancias son cortas, es casi circular, así que las distancias no existen, lo mires por donde lo mires, lo máximo que está un destino es a cinco kilómetros. No hay prácticamente ninguna cuesta. Llueve lo justo, nieva poco, y aunque sí hace aire, mucho calor en verano y frío en invierno, es una ciudad que se presta a ir en bici. Las calles son estrechas, aparcar es complicado. El tráfico, salvo calles contadas, es muy lento…Es ideal. Podría ser perfectamente el “Ámsterdam de la Mancha”.

Cada vez se ven más bicis por la ciudad. Hace poco se ha instalado un sistema de préstamo, que aun sin conocerlo muy bien, creo que funciona, y además tenemos un circuito provincial de BTT muy potente, que anima a la gente a seguir en bici lejos de la práctica deportiva. Incluso tenemos la suerte de contar con la primera empresa española que decidió incentivar a sus empleados por ir en bici al trabajo, aparte de otras acciones para potenciar el uso de ésta.

Existe una asociación de ciclistas urbanos, Curba, gracias a ella se están consiguiendo muchas cosas, a base de “patalear” e insistir, cosa que no debería ser así, la verdad… pero no hay más remedio. Nosotros damos ejemplo cada día, intentando cambiar comportamientos y cultura a base de pedaladas. Auguro un buen futuro ciclista en la ciudad, apoyado o no por las autoridades.

Porque si miramos al ayuntamiento hacen más bien poco, la verdad. No tienen ninguna planificación, y lo que hacen, lo hacen bastante mal, ciertamente. No cuentan con buen asesoramiento, y el que hay y se les brinda por parte de los verdaderos usuarios, como pueden ser la Asociación Curba, o colectivos como 967 (grupo de arquitectos) es escuchado, pero no tenido en cuenta.

Los kilómetros que hay de carril bici no están mantenidos. Existen muchos carriles bici aceras, que son peligrosos para los ciclistas y peatones. Se añade que estos carriles son los peor mantenidos, pues falta la pintura que los delimite, con lo que los peatones muchas veces no saben ni que existen. Además están bacheados y con adoquines resbaladizos y mal señalizados.

Como veis no hay una planificación clara de movilidad, y menos una que tenga en cuenta la bici. De hecho, se va a peatonalizar el centro, y bajo mi punto de vista, la movilidad y potenciar la bici son dos puntos que no han tenido muy en cuenta. La gente tiene que ir al centro en otro tipo de vehículos, transporte público por ejemplo, o mejor todavía, en bici. Y creo que no se creen que la bici es el medio más efectivo en distancias tan cortas como las que se dan en Albacete.

Además hay calles 30 (máxima velocidad permitida 30km/h) que ni la gente sabe que existen. Ni están bien señalizadas, ni controladas. Y luego está el tema de concienciación a la gente, que creo que se debe empezar en los colegios. Ahí hay mucho que hacer. No se puede ver a los chavales a toda velocidad por encima de las aceras. Son el futuro de la movilidad urbana, y hay que crear hábitos desde ya. Sí es cierto que hay un parque con un circuito que simula una ciudad con calles y señales, pero no me queda claro que sea suficiente con llevar de vez en cuando a un colegio a hacer acciones formativas. Pero menos es nada…

La convivencia entre peatones y ciclistas es, como en todas las ciudades, complicada partiendo de la base de que quien manda hace carriles bici por la acera, poniendo en conflicto y peligro a peatones y ciclistas. La gente aún ve a la bici como un estorbo, cuando en realidad el coche lo es más. Los conductores aún no están acostumbrados a ver a un ciclista como otro vehículo más, y falta respeto.

Más de una vez he tenido que parar, por ejemplo, a explicar las normas a algún conductor, como que podemos circular por el centro del carril. Lo mismo ocurre con alguna gente en bici, pocos la verdad, generalmente jóvenes, que van por donde quieren, a la velocidad que quieren, sin darse cuenta del peligro que conlleva, por ejemplo, que se te cruce un perro con su correa extensible, o más peligroso aún, un niño jugando.

Aunque para ser sinceros, nosotros en nuestro trabajo la verdad es que tenemos pocas quejas. Estamos para sumar, respetamos como el que más las normas de tráfico, y, no sé si porque nuestros vehículos (cargobike) son llamativos y se paran a verlos, o porque ven que vamos trabajando, etc…, nos suelen ceder el paso ambos, peatones y vehículos, y solemos tener una buena convivencia.

Si veo algún peatón por el carril bici, intento molestarle lo menos posible (toco el timbre para que se dé cuenta de nuestra presencia), si algún coche nos pone en peligro, y vemos que es sin darse cuenta o nos pide perdón, pues no le damos mayor importancia, y si nosotros cometemos alguna equivocación pues pedimos perdón, porque de lo que se trata es de convivir todos.

Para los ciclistas es principal peligro es tener unos políticos que no se crean que la bici es el sistema más efectivo y sostenible para moverse por la ciudad. A poco que se lo crean, la ciudad va a mejorar muchísimo. Y no hablo de infraestructuras en sí, sino en preparar a la ciudad poco a poco para que cambien hábitos.

Son peligrosos los carriles bici y su intersección con las calles. Los coches en general, sólo miran si viene otro coche, no están acostumbrados a que una bici aparezca por la calzada, por la que ellos consideran tienen prioridad sí o sí, son los jefes, vaya por un carril bici, ya sea acera bici o carril segregado. Lo mismo para peatones, compartimos muchas veces espacio, y no están acostumbrados a ello.

Y todo ello me entristece porque la orografía del terreno y la forma de la ciudad son perfectas. Albacete se “vende” por sí sola para usar la bici. Si vas a un sitio con distancias tan cortas, entre que sacas el coche, vas y buscas aparcamiento, en bici ya has ido y has vuelto. Es algo ventajoso con respecto a otras ciudades en las que de punta a punta las distancias son muy grandes, o hay muchas cuestas. Eso desincentiva, y aquí ya lo tenemos ganado.

La ciudad además ofrece una vía verde muy buena para pasear en bici y disfrutar con la familia. En general cualquiera que venga de otra ciudad y esté acostumbrado a ir en bici por ella, aquí va a disfrutar. Como decimos las calles son estrechas y se circula relativamente despacio.

Aparte, como decía, hay un circuito provincial de BTT y se puede aprovechar trazados y rutas establecidas de este que dan, a poca distancia de la ciudad, muchos km de sendas y monte para perderse y disfrutar de la naturaleza. Aunque no creo que sea el mayor potencial turístico de la ciudad para seros sincero…

Yo personalmente tengo mi rincón, muy cerquita de la ciudad, a solo 13 km, está un pueblo que se llama Chinchilla de Montearagón, y desde la ciudad está muy bien enlazada. Puedes disfrutar de muchas sendas en pleno monte y luego tomar algo en la plaza del pueblo, que es muy bonita: Una escapada al monte con la bici de montaña y desestresar de la ciudad viene bien.

Por la ciudad, es una pasada circular alrededor de los edificios más antiguos y poder admirar sus majestuosas fachadas. En bici puedes mirar arriba y ver más allá de lo que puedes ver en coche. Si la gente no pasea andando o en bici, se están perdiendo mucho de nuestra ciudad. Y hay mucha gente que seguro que ha ido por muchas calles y jamás ha ido en algo que no haya sido un coche, por lo que queda descartado el mirar arriba, o ver detalles de las cosas. Estar en contacto con la ciudad en definitiva, y sentirse parte de ella.

Con todo le veo mucho recorrido a la bicicleta en Albacete, muchísimo, con apoyo del consistorio o no, la ciudad se presta, y eso no se puede cambiar. Se puede poner más fácil o difícil, pero la ciudad es como es. Además, la tendencia es a hacer ciudades más amigables, a reducir la contaminación, y devolver espacio público a las personas, y en eso la bici tiene un papel fundamental, y al final, por propia iniciativa, o por obligación externa (llámese Unión Europea si se quiere) Albacete se adaptará a las personas, y por lo tanto a otras formas de movilidad, y apuesto a que la bici será fundamental.

Por Jorge Nieva, responsable Urban Ciclo Ecomensajería SL

Imagen tomada de www.albacete.es

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacado

Inicio