Alberto Contador demuestra que el recorrido no siempre cuenta

0
4
vistas
Bonito final el vivido hoy. Una jornada que se anunciaba como propicia para Cavendish y Pettachi finalmente deparó una sorpresa a última hora que pocos podían prever. Al parecer Alberto Contador y su estado habían sido objeto de especulaciones por parte de la prensa Italiana, aaaay Italia. No puedo entenderlo más allá del puro artificio. Con menos de un tercio de carrera consumido sería de locos jugar a la segunda Guerra Mundial en la primera llegada en alto.
Repitió el otro día Indurain en Veo 7 lo mil veces oído: “La carrera la hacen dura los corredores…” Hoy Contador ha dado la razón a aquellos quienes pensamos que en la acumulación y colapso de dureza no reside la clave del espectáculo de la carrera. Subidas imposibles siempre generan atracción, pero tantas…
El madrileño tomó unos segundos en una llegada complicada aunque ajena a los porcentajes imposibles frente a un pelotón que debió pensar adónde va éste. Y es que escarbando, buscando matices y demás, se puede hoyar la sorpresa en el terreno más insospechado. Ayer tuvimos la primera jornada en montaña y ésta no deparó absolutamente nada. Hoy en un final mucho más sencillo se armó el belén.
Quizá en estos finales resida la clave de este Giro. Pequeños premios en forma de bonificaciones que compensarían con creces el miedo que recorre el cuerpo de cualquier humano ante lo que queda estas semanas. Este Giro, salvo que aparezca un auténtico temerario, corre el peligro de colapsarse en su parte alta. Veremos qué diferencias ofrece el Etna mañana pero confío que no serán muy superiores a la renta que Contador ha tomado hoy. Veremos…

Deja un comentario