Alejandro Valverde apuesta por la estabilidad

5
21
vistas

El domingo, en la penumbra disimulada por unos cuantos cañones de luces, Alejandro Valverde lograba su sexto podio en la Vuelta. Ha probado todos los escalones, esta vez, como el año pasado, ha sido tercero, hace dos fue segundo, sólo superado por Alberto Contador. En 2009 ganó en la Vuelta su única grande. En El Tour la historia no le ha resultado tan propicia, tiene varios top ten, alguna jornada de liderato, etapas pero podios ninguno y no será porque no haya quemado cartuchos y salud deportiva.

Valverde es un ciclista que lo tomas o lo dejas. Quienes conocemos la entraña, sus orígenes, sabemos que estamos ante un ciclista ganador, de esos que llamamos “killer”, aunque últimamente parezca frío. Es como un Simon Gerrans, para entendernos, pero a la inversa. Mientras que el murciano mostraba voracidad y puntería en sus primeros años, el australiano se formaba para ser ahora, en el momento de dulce madurez, un ciclista temidísimo en el pelotón.

El cambio de chip de Valverde no sabemos a qué obedece. Desde hace un tiempo vende los podios como triunfos. Declaraciones adornadas de una espontánea sonrisa y afable acento que parecen quitarle hierro al cabreo que muchas veces seguro habrá sentido por dentro. Valverde ha caído en cierta autocomplacencia mientras la masa de buenos aficionados se corroe al ver tanto talento pasar de largo.

En la Vuelta, como dijimos, fue tercero pero no desdeña el discurso autocomplaciente y alejado de la crítica. Dice que son seis podios, cifra de una enorme dificultad, pero no entra en el detalle de dónde y cómo perdió la carrera. Todos sabemos el motivo, disputar un Tour es un lastre inequívoco y él es humano, pero parece darlo por bueno, como si el mismo fluir de las cosas le fuera suficiente. Puestos a ver motivos y causas podríamos decir que en 2012 Alejandro podría haber ganado perfectamente la Vuelta de no haberse soldado inútilmente a la rueda de Purito camino de Fuente De. Que en 2006 ese chubasquero en Monachil le dio la victoria en bandeja a Vinokourov o que su empanada camino de Suances, en 2008, le dejó más sencilla la victoria Contador.

Sea como fuere Valverde renueva tres años más con Movistar, el equipo que en momentos como los señalados podría haber hecho más para que su mejor ciclista de los últimos diez años tuviera un palmarés aún mayor. Con el corazón en la mano, tras ver el hartazgo de Valverde tras el Tour, las palabras de Unzue y todo junto esperaba ver al murciano con otros colores y nuevos bríos para el año que viene.

Sin embargo Valverde se lo juega a la estabilidad de un equipo, el azul, que le esperó como seguramente nadie hubiera hecho en su periodo de sanción y que le sigue ofreciendo un atractivo deportivo innegable, aunque sólo sea por la historia que arrastra Eusebio Unzue. Valverde dice sentirse como un chaval, rebosa optimismo y en ese ciclismo tan sensorial instala sus ilusiones futuras.

Esperemos no obstante que el futuro inmediato de Valverde, tras haber tropezado muchas veces con la misma piedra, no pase por Francia y julio. Toda vez que el Tour es objetivo imposible y que su equipo tiene la baza de Nairo, a Valverde se le abren las puertas, por ejemplo, del Giro, donde posiblemente encuentre un recorrido y sobre todo una participación más acordes a sus posibilidades. Tiene también la primavera, la Vuelta, su Vuelta, y otras muchas citas más, sin desdeñar esas carreras como Andalucía y Murcia que tanto le gusta ganar.

No obstante tiene un reto inmediato y mayúsculo, el Mundial, esa carrera cuyo podio conoce como los pasillos de su casa pero nunca desde el primer peldaño. Arrinconemos lo que pasó el año pasado, nos revuelve el estómago sólo pensarlo, y fijemos la vista en Ponferrada a donde acude con un equipo a su conveniencia con Purito como pieza libre. Ver a Valverde campeón del mundo compensaría todos esos malos tragos que este grande del pelotón nos ha hecho pasar.

Foto tomada de Movistar Team

INFO

Maratón de ciclismo en Eurosport con el record de la hora de Jens Voigt

Jens Voigt intentará batir el récord de la hora el próximo 18 de septiembre en el velódromo suizo de Grenchen. El campeón alemán tratará de superar la icónica marca de Ondrej Sosenka, que en 2005 consiguió recorrer un total de 49,700 km. La prueba será emitida en directo y en exclusiva en Eurosport desde las 18:30 para un total de 70 países de Europa y de la región Asia – Pacífico.

Eurosport no sólo emitirá el intento de Voigt sino que durante la jornada del jueves el canal ofrecerá 11 horas de ciclismo, de 8:45 a 20:15. El día arrancará con un programa especial centrado en la preparación del alemán y en su bicicleta y con un repaso a los récords previos.

La cobertura continuará con los mejores momentos de la pasada edición del Tour de Francia y de la Vuelta a España y el repaso que nuestro embajador de ciclismo Greg LeMond hará de ambas pruebas. Este día dedicado al ciclismo también incluirá los momentos más destacados de los Grand Prix de Quebec, Montreal y Wallonia.

La lucha de Jens Voigt contra el crono será emitida en directo desde las 18:30. Los periodistas de Eurosport desplazados al velódromo suizo realizarán entrevistas hasta el comienzo de la prueba  a las 19:00 y llevarán a los telespectadores todas las reacciones justo al finalizar el evento.

Jens Voigt, Trek Factory Racing, 42, es un ciclista recordado por su habilidad a la hora de cazar escapadas y meterse en las fugas. En agosto se retiró de la competición tras tres décadas sobre la bicicleta  en las que ganó etapas tanto en el Tour de Francia como en el Giro de Italia. Voigt ostenta el récord de mayor número de participaciones consecutivas en la ronda gala, con 17.

El récord de la hora es uno de los eventos más antiguos en ciclismo y su primer intento data de 1876, año en el que el récord se situó en 26,508 km. En esta prueba las diferencias obtenidas por los aspirantes suelen ser mínimas.

Antonio Alix estará al frente de los comentarios durante toda la jornada.

El día del ciclismo en Eurosport (CET time)

08:45: Reportajes acerca del intento de Voigt.

09:00: Los mejores momentos del Tour 2014.

11:00: “LeMond of Cycling”: Greg LeMond repasa el Tour de Francia.

11:15: Los mejores momentos de GP de Quebec.

11:45: Los mejores momentos del GP de Montreal.

12:15: Reportajes acerca del intento de Voigt.

12:30: Los mejores momentos de La Vuelta 2014.

14:30: “LeMond of Cycling”: Greg LeMond repasa la Vuelta.

14:45: Los mejores momentos de GP de Wallonia.

15:45: Flashes informativos en directo desde el velódromo.

16:00: Los mejores momentos de La Vuelta.

17:15: Flashes informativos en directo desde el velódromo.

17:30: Los mejores momentos del GP de Wallonia.

18:30 – 20:15: Retransmisión del intento de Voigt en directo, incluyendo entrevistas con invitados antes y después de la prueba.

Publicidad

5 COMENTARIOS

  1. Madre mía, cuántas burradas en tan poco espacio.

    Osea, que ganar la Flecha Valona y la Clásica de San Sebastián, quedar segundo en la Lieja, ganar V. Andalucía arrasando (3 etapas) con el nivelazo que había participando :Sky, Belkin, Katusha..; ganar la Roma Máxima escapado, Cpto España de crono y GP Indurain es tener una temporada triste, complaciente y ramplona??

    Por favor, después de este increíble palmarés, empezando a ganar en febrero, queda 4o en el Tour y tercero en la Vuelta contra ciclistas que en las Clásicas se borran, el mismo Contador no quiere saber nada del Mundial. Y por no ganar una gran vuelta escribes esas chorradas? De ciclismo me da que sabes poco, hay muchísimo más allá que el Tour, excepto para los lectores del Marca.

    Por cierto, mientes respecto a la etapa de Fuente Dé. Valverde llega segundo, a solo 6 segundos del grandioso, según tú, imagino, Contador. 500metros más y le quita las pegatinas con ese rus final que tiene en cuesta. Atacó a Purito y en una estrategia de equipo perfecta, primero Beñat Intxausti y luego Nairo le hacen un gran trabajo que está a punto de rematar.

    Infórmate un poco antes de escribir

  2. Es de suponer que Valverde habrá pensado, que más vale lo “malo conocido que lo bueno por conocer”. Ya no es un jovenzuelo para andarse con tonterías.
    Viendo como otros ciclistas a los que les tientan irse a otros equipos y luego no les va también como podían esperar, él ha preferido quedarse en casa. Imagino que la “minuta” no será pequeña.

  3. Creo que Valverde ha “sufrido” esta época ciclista como pocos. A sus treintantos me parece tarde para emigrar pero qué hubiese sido del murciano en manos de un buen equipo y director de fuera de España.

Deja un comentario