Amets Txurruka y el laberinto del Euskaltel

0
6
vistas

Menuda Vuelta al País Vasco le está dando Amets Txurruka a Igor González de Galdeano. Si bien al que fuera ciclista y ahora técnico no conviene depositarle gran parte del descrédito que los aficionados le profieren, al parecer, por las cunetas, sí que es cierto que el peor de los escenarios posibles está dándose para el equipo naranja y por ende para su director, como responsable del mismo.

Publicidad

Veamos. Amets Txurruka es un ciclista desprovisto de palmarés pero admirado por la parroquia. En su persona convergen ambos baremos, pero a la inversa. A menos triunfos, más cariño de la gente. Esa estima se la granjeó hace años cuando culminó un Tour en el podio de los Campos Elíseos por ser el ciclista más combativo. Esa clasificación no daba puntos UCI pero sí calor emocional. Desde entonces lo cultivó celosamente en cada carrera que tomó parte.

Euskaltel ha tenido mala suerte de existir en el momento más frío y estandarizado de la historia del ciclismo siendo, como es, un proyecto de territorio que proyecta las emociones de una zona, Euskadi, en la que el ciclismo es religión. Claro hacer convivir ambas realidades es complicado y ese marrón le ha tocado solventar a Igor.

Obviamente, las reglas del World Tour y los complicados Excels que le dan forma no son cosa de Igor González de Galdeano. La fría lógica se impuso cuando el técnico tuvo que prescindir de Amets por que con cariño no podía garantizar los puntos que el equipo necesitaba. Sin embargo, a Igor se le denotan lagunas en el discurso y dirección del equipo. Lagunas que a mi entender prueban que el tema de Amets le puede superar.

 

Recortamos un par de impresiones que el vitoriano expresa en una entrevista publicada en www.biciclismo.com:

 

“Si hubiese estado en Euskaltel-Euskadi –por Amets- hubiese sido imposible que hubiese hecho estas escapadas porque tenemos un número uno, que es Samuel, tenemos un candidato a ganar y nunca le hubiesen dejado. Tenía que aprovechar su oportunidad y lo ha hecho muy bien y es para felicitarle”

 

“Creo que hay que seguir buscando la victoria. No lo vamos a tener fácil, porque tenemos un ganador nato que es Samuel Sánchez y Samuel va bien en su camino y está haciendo un esfuerzo aquí en la Vuelta al País Vasco, delante de la afición, por estar bien, pero va camino hacia el Giro”

 

Vaya, curioso, contradictorio. ¿Está o no Samuel capacitado para buscar la victoria? En un primer momento, sí. Eso se desprende al afirmar que si Txurruka hubiera estado con ellos le habría tocado trabajar para el asturiano. Luego se desdice, quizá involuntariamente, y admite que Samu está corto de forma, que está para cumplir con la afición –y entiendo también con la carrera y sponsors—. Lo que no es de recibo es que el equipo de la casa no fomente los cortes, busque la escapada e incordie a los grandes como sí hace el Caja Rural de Amets. Si éste hubiera seguido en Euskaltel estaría supurando escapadas.

Quizá lo que no quiere reconocer Igor es que de un tiempo a esta parte el aficionado que sigue el largo y ancho de la temporada detecta que en el equipo vasco las cosas no se hacen lo bien que la situación requiere. Que me corrijan si me equivoco, pero desde que Jon Izaguirre ganara en el Giro, el conjunto no suma nada importante y lo que es peor da la sensación de correr siempre a contrapié, siempre persiguiendo, siempre desde atrás y en eso Igor, creo que los responsables son quienes dirigen el equipo, no el World Tour, ni Amets, ni Samu.

Foto tomada de Zikliamatore

Deja un comentario