El intacto amor por Marco Pantani

1
12
vistas

Hace unos días finalicé la lectura de un fenomenal libro que cuenta la historia, en primera persona, de Bradley Wiggins. Estos días apuro la primera parte de novela que Jorge Quintana acaba de publicar y espero en lo sucesivo ponerme con la biografía de Marco Pantani, escrita por Matt Rendell titulada “The death of Marco Pantani” -La muerte de Marco Pantani– y que tiene una pinta extraordinaria por esas cosas que hacen los anglosajones de documentar hasta las trancas cualquier cosa que escriben o publican.

En este día de San Valentín se cumplen once años de la pérdida de Marco Pantani. Su muerte fue un flagelo lúgubre que completó el fallecimiento, meses antes, de uno de sus rivales más enconados en la carretera, José María Jiménez. Sin saber si ambas pérdidas tuvieron mucho o poco que ver, lo cierto es que en estos ciclistas tuvimos dos grandes ídolos, en sus diferentes dimensiones, de la época más negra que muchos señalan del ciclismo, la segunda mitad de los noventa.

He de reconocer que lo de Marco Pantani nunca lo había visto y posiblemente no lo veré jamás. Nadie subió con la violencia de este atormentado personaje, cuyo diente de sierra vital describe bien una de las primeras obras de Cultura Ciclista. Nadie atacó nunca, o al menos yo no lo he visto nunca, como Marco Pantani. Nadie arrastró sentimientos tan feroces como este ciclista “romagnolo”.

La vida y milagros de Pantani y posterior muerte han sido, y siguen siendo, objeto de muchas pesquisas e interpretaciones, sin embargo la pasión e interés que mantiene el personaje es terrible, su áurea parece intacta, incorrupta. Muchos son los que ponen en tela de juicio sus logros, y con razón, pero sin embargo es una inmensa mayoría la que respeta y profiere admiración por este deportista.

Miren la red hoy, pongan #Pantani en twitter, mensajes de todo tipo y procedencia, marcando la fecha del 14 de febrero, tan comercialmente señalada, como el día de Marco Pantani, el día que dejó este mundo. Y es curioso porque al aficionado ciclista de verdad, del que se emociona y se sube por las paredes viendo el Tour o la Roubaix, parece que lo perdona todo, que sabe mirar para otro lado, cuando la razón te sugiere todo lo contrario.

Marco Pantani fue artífice de una gesta deportiva que 17 años después Alberto Contador quiere repetir, ganar el Giro y el Tour, a su vez logró muchas otras victorias y registros que quitan el sentido y desafían la lógica del rendimiento humano, cayó en desgracia a partir de ese día en Madonna di Campiglio y muchos años después se discuten las causas de su muerte. Sin embargo sigue en el candelero, como esos campeones que Jordi Escrihuela nos retrata como imperecederos al tiempo porque se les recuerda en las marchas retro que crecen por doquier.

Y es que al final vemos eso, el ciclismo tiene tanto de emoción que sigue vivo por ello, a pesar de los pesares.

INFO

Eurosport y Eurosport 2 emitirán del 18 al 22 de febrero la Vuelta ciclista a Andalucía, conocida como la “Ruta del Sol”. La 61ª edición será la más internacional de su historia, con la participación de 154 ciclistas procedentes de 11 países diferentes.

Entre los participantes hay que destacar a Alberto Contador, Nairo Quintana, Chris Froome, David Arroyo, Daniel Navarro, Bauke Mollema o Sylvain Chavanel.

Los corredores se enfrentarán a un recorrido muy interesante y equilibrado en el que se disputarán un total de 6 etapas: dos con final en alto, una de media montaña, una contrarreloj y dos etapas llanas.

Eurosport y Eurosport 2 emitirán en directo los 5 días de competición, sumando más de 8 horas de emisión en directo.

Tras la Vuelta a Andalucía, ambos canales emitirán durante el mes de marzo Kuurne – Brussels – Kuurne, el Grand Prix Le Samyn, Strade Bianche, París-Niza, Tirreno Adriático, Milán San Remo, la Vuelta a Catalunya, GP E3 Harelbeke, el Criterium International y los Tres Días de la Panne.

En total, durante el año 2015 ambos canales emitirán más de 40 pruebas ciclistas, 24 de ellas pertenecientes al UCI World Tour, incluyendo el Giro de Italia, el Tour de Francia, la Vuelta a España y las grandes clásicas, lo que convierte al canal un año más en “La Casa del Ciclismo”.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Le veneramos y le recordamos… porque murió. Seria lo mismo si viviese?? El ser humano y su “farsa”. Yo sigo viéndole en un coche, con los pies sobre el salpicadero, su sonrisa; en la última vuelta a Castilla y León que corrió.

Deja un comentario