Las vacas sagradas de Ámsterdam

También te podría interesar...

  • Jordi Alba

    Yo
    tuve la suerte de poder pasar medio año en el 2007 en Ámsterdam por trabajo y
    la verdad es que también aluciné con lo impuesto que está el desplazamiento en
    bici. Provocan envidia sana. Ahora estoy trabajando por la zona de Baviera (sur
    de Alemania) otros tantos meses y es algo muy parecido. No hay tantísimas
    bicicletas como en Ámsterdam pero también se ven muchas y sobretodo, está muy
    establecido como medio de transporte tanto para ir a trabajar como para salir a
    tomar algo con los amigos o como para hacer compras. Tanto en Amsterdam como en
    Baviera es un placer salir del trabajo en bici, pararte por ejemplo en el
    peluquero y luego pasar por el super a comprar un par de cosas antes de llegar
    a casa. Todo ello sin tener que buscar aparcamiento.

    En
    la mayor parte de España seguimos pensando que ir en bici es de pobres. Pero
    bueno, hay países mucho más atrasados en este sentido como por ejemplo China,
    donde todo el que gana un poco de dinero deja la bici para comprarse un coche,
    el cual es símbolo de Status.