Andy quiere “correr a lo Armstrong”

0
4
vistas

Conviene reparar un poco más sobre quien creo que es el principal protagonista de este primer compás de de 2012. Sí, hablo del pequeño de los hermanos ducales, de Andy Schleck, para más señas. Y es que tras retocar el palmarés del Tour dos veces en los últimos cuatro años, rasgando el triunfo de Rijs en el 96 y Landis en el 2006, éste último adjudicado a Pereiro, el otro no sabemos si a Ullrich, ahora le ha tocado el turno a la edición de 2010. Andy ya tiene su Tour en el zurrón. Desconocemos si tal corona se la darán en el recinto fortificado de la capital luxemburguesa como se realizó con Pereiro en el CSD y un panel emulando los Campos Elíseos al fondo, en fin.
El Tour en el corazón
Esta temporada Andy presenta una novedad muy notable. Hablamos del hombre que llevará el volante de equipo, el megalaureado Johan Bruyneel, buen ciclista, dócil doméstico y muy agasajado por los triunfos en su época de director. El belga tiene un ímprobo trabajo. Debe cuadrar los rescoldos del Radio Shack –de donde se ha deslocalizado Leipheimer- con los mejores elementos que han rodeado a los hermanos estos años, a excepción de Stuart O´ Grady, de dorado retiro en el equipo austral.
Sin embargo la más ardua tarea la emprende con su líder natural, un ciclista dotado de la gracia y el talento que otros ciclistas sólo pueden igualar a base de “codos”, años y sinsabores, caso de Evans por ejemplo. La irrupción de Andy en la primera clase del ciclismo internacional fue fulgurante, pero de ello hace cinco años, Dios cómo pasa el tiempo. Paulatinamente ese destello ha ido ensombreciéndose al punto de arrimarnos a las dudas que genera un corredor que colecciona plazas de plata en la gran carrera tras sacrificar año sí y al otro también su tremendo potencial.
La tarea de Bruyneel con la perla centroeuropea radica principalmente en convertirle en caballo ganador en las cronos, terreno donde presumiblemente se dilucidará el próximo ganador del Tour.  Con el incremento de los kilómetros en test solitario a Andy no le queda otra que mejorar aquello que le ha apartado, sin ir más lejos, de ganar la última edición del Tour. Andy dice que atacará de lejos, como cubriéndose las espaldas. Si es capaz de hacerlo contrarrestará en parte su ineficacia en la lucha individual.
Obviamente no será el único trabajo de urgencia y sobre la marcha que a Bruyneel le queda por el camino. Que su líder ejerza como tal y aparque las chuminadas que le propone su hermano mayor es otro gran reto. Lo dijo el propio Armstrong, a Andy le sobra Frank, no con estas palabras pero con meridiana similitud. Y es cierto, que al papi Schleck se le empañen los ojos viendo a sus chavales en el podio de los Campos Elíseos es emotivo, qué duda cabe, pero mejor ver a uno séptimo y al otro en amarillo, eso sería hacer historia, lo otro es jugar a ser grandes sin llegar a serlo.
Otra de las dudas que florece tiene que ver con el calendario. ¿Asistiremos una vez más a una travesía en el desierto con la vista sobre julio?. Dados los perfiles de director y corredor todo apunta a que sí. Quizá, y como hacía el propio jinete tejano, Andy se aventure en las Ardenas, en una o dos pruebas a lo sumo, más sería abusar, y si te he visto no me acuerdo. “Un solo de primavera” que leí el otro día. Quizá Dauphiné o Suiza a medio gas y todo al rojo, bueno en este caso al amarillo.
Cuando esta apuesta se repite por cuarto año consecutivoquizá merecería cierta revisión, pero como el propio corredor dice “el Tour se ha convertido en su obsesión”, y quizá el tiempo nos diga si ha sido más su tumba deportiva, el foro por el cual perdimos un talento en pleno esplendor. De cualquiera de las maneras dejemos que sea el tiempo que lo sitúe, como ha hecho con su hermano, corredor de indudable calidad, pero muy sobrevalorado. Frank prometió estudiar su presencia en el Giro, haría bien, pero parece que va ser que no. No sé, cómo bien flota en el ambiente, a Frank el correr en Italia como que no. Los motivos los dejamos a su imaginación.

Está estos días habilitada la encuesta Y a ti ¿qué corredor te enganchó al ciclismo?. Esperamos vuestra opinión en la ubicación arriba a la izquierda. 

Como siempre, te haya gustado o no, justo debajo puedes indicarlo. 

Publicidad

Deja un comentario