Andy Schleck o cómo entender el ciclismo de clases

0
5
vistas

Esta mañana el amigo @borjacuadrado divulgó by twitter un vídeo sobre Andy Schleck  con imágenes de su temporada, la primera al copo de su nuevo proyecto bautizado Leopard en cuya futura denominación supongo estarán trabajando. Vídeo currado, de calidad, con margen  y preciosismo. Documental conciso, ideal para youtube´s (duración y musiquita) y demás que detalla a trazos visuales la campaña 2011 del luxemburgués, en algunos círculos llamado “Borja Mari”.
Mientras su equipo está siendo, no sé  si voluntariamente, el gran protagonista del primer y levantino tramo de @lavuelta no sabemos muy bien del paradero y próximos objetivos del hijo pequeño de tan insigne y ciclística familia. Su año, más allá de las imágenes, se ciñe a ese paso en solitario por la Casse Désérte, dudo que Bobet hablase de campeones como él, en la excelente etapa del Galibier. Por el camino, amagos, sinsabores y regusto a decepción, un grande no se puede prodigar tan poco transmitiendo la sensación de que habrá que esperar otro tanto para volver a verle.
Si su antagonista por excelencia, Alberto Contador y otros grandes tipo Gilbert, Cancellara, Evans, … hacen de la temporada su teatro de operaciones no puede ser que uno de los pocos ciclistas que superan el millón de ficha y en cuyo entorno ha crecido el que dicen mejor equipo del año –conjunto que por cierto ha errado en todos sus grandes objetivos- se signifique sólo en el Tour rallando la ignominia al resto del calendario, que por cierto ocupa diez meses.
Para los duchos, el pequeño  de los Schleck, cumplimenta una nueva temporada, y a falta del Giro de Lombardía, con una victoria, un día de amarillo en el Tour, segundo en el mismo, tercero en la Lieja  y ofensivo periplo /entrenamiento por Tirreno, Criterium, País Vasco, Suiza y California, competiciones  que merecen todo el respeto que justifican la trayectoria de cualquiera, menos para este selectivo ciclista de aristocrático sentido del deporte que sin embargo aglutina en su persona más simpatías que los cuatro mentados anteriormente juntos.

Publicidad

Deja un comentario