Connect with us

Otro “annus horribilis” para Jonh Degenkolb

Ciclistas

Otro “annus horribilis” para Jonh Degenkolb

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Cuando en abril del 2015, radiante y cálida primavera, Jonh Degenkolb cruzaba primero por la meta del velódromo de Roubaix, tras una exhibición portentosa, neutralizando la fuga e imponiéndose él solito a la misma, muchos pensamos que estábamos ante un corredor de época.

No habían pasado ni cinco semanas que había puesto San Remo en pie, con uno de esos sprints que maltratan la máquina, de esos que hace él, y aunó Roubaix a la Classissima, como hacía Sean Kelly en los buenos tiempos. Estamos ante una máquina de ganar, pensamos.

Endura LDB Di17

Pasaron los meses, y el tanquecito siguió engrosando el palmarés. Aunque a Carlos de Andrés le pareciera lo contrario, pues no había ganado en el Tour, que lo es todo para este curioso narrador, su temporada había sido de ensueño. Aunar dos monumentos que justifican una trayectoria deportiva, eso lo había hecho Jonh.

Pero la suerte cambia, y a veces tan bruscamente que aún sigue uno preguntándose cómo fue posible. El accidente de Levante, esa imprudencia en la carretera que se llevó a varios ciclistas del Giant, hoy Sunweb, el equipo de moda, fue el punto de inflexión.

A la recuperación, dolorosa y muy costosa, en ocasiones vestida con optimismo y una sonrisa, cupo la vuelta a un mundo, el profesional, que es de todo menos amable. Fue una vuelta complicada, venciendo los miedos y ganando lo justo: una etapa en el Artic Race.

En el mundial del año pasado vimos al Degenkolb superado por la mala suerte cuando no cazó el grupo bueno, el formado por los belgas, y mostró su mal humor al frente del segundo corte, porque no le entraban al relevo como él quería.

Degenkolb buscó la inspiración en el Trek de Contador y las cosas no sirvieron, ni a uno ni al otro, porque el equipo americano dividió el bloque en las dos grandes de referencia, Tour y Vuelta, y no se pudo sacar nada en claro.

Si en la segunda el alemán se retiró en la primera semana, por bronquitis, en la primera rozó la victoria, fue segundo una vez y tercero otra, pero corredores tocados por la magia del ganador, Kittel, otrora compañero del alma en Argos, y su sustituto en el Sunweb, Matthews, ahondaron en su frustración, una frustración que, como en Qatar, no se esforzó en disimular aporreando el manillar más de una vez.

Ahora, con un mundial en ciernes, éste de Bergen, que tan bien le iba en apariencia, tiene que renunciar porque ha perdido el golpe de pedal de antes de la Vuelta, de antes de la bronquitis que le obligó a dejar la carrera.

Ahí lo tenéis, Degenkolb, un tío que un día lo ganaba todo y al por mayor, y ahora concluyendo un segundo año casi en blanco. Y es que muchas veces conviene aferrar se a lo que te da el presente sin esperar mucho más de lo que ha de venir.

Imagen tomada del FB de Trek-Segafredo

INFO

Las aero de Rose Bikes son para volar

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio