Connect with us

#Top2018 El paciente y odioso Niki Terpstra

Niki Terpstra JoanSeguidor

Ciclistas

#Top2018 El paciente y odioso Niki Terpstra

#Top2018 El paciente y odioso Niki Terpstra

Tiempo de lectura:1 Minuto

La paciencia ha sido una de las grandes virtudes de Niki Terpstra en su gran año

Hay en el ciclismo neerlandés una primavera trabajada, merecida y buscada que tiene en Niki Terpstra uno de sus mejores frutos.

Un tío largo, fino, que se sobre la bicicleta parece un regaliz, que se acopla, se curva y se zarandea cada vez que quiere algo.

Un tío nacido para ser ciclista y un clasicómano de excepción, en una corte llena de corredores de su talento y categoría.

Una corte azul, el Quick Step, en la que a tenido paciencia, ha esperado su momento y ahora es una de las ruedas a seguir.

Porque el Niki Terpstra chulesco y altivo que a veces vemos en las carreras, en el seno del Quick Step ha demostrado que, como decía mi abuela, la paciencia es una buena consejera.

Y en un equipo que estaba tocado por la retirada de un grande como Tom Boonen, para quien Terpstra trabajó en más de una ocasión, el neerlandés largo y altivo se hizo un hueco.

Un hueco ojo en medio de Gilbert, de Stybar, de Lampaert, de Jakobsen, de Sénéchal.

No fue sencillo, pero podría explicar cómo hacerlo.

Y en ese hueco Niki Terpstra fue la niña bona del mejor Quick Step de la historia

La campaña tiene varios adoquines con su nombre grabado, bien cincelado.

La exhibición de Le Samyn abrió el camino para premios mayores.

A diferencia de otras veces, Niki Terpstra esta vez era el líder.

En Harelbeke dispuso de Lampaert para abrir brecha y desquiciar a Van Avermaet en la caza.

En Flandes la carrera viró en el momento que emergió del grupo: un ataque y punto.

Descolgando al mismísimo Vincenzo Nibali en la primera recta.

Entró en el equipo campeón del mundo en la crono colectiva de Innsbruck, mostrando esa rara habilidad de rodador excelso en primavera y perfecto eslabón en el trabajo de equipo.

Niki Terpstra, Carlos Barbero y los nervios de carrera

Y le vimos ser Terpstra en la París-Tours, cuando, siendo el más fuerte sobre el papel, no supo gestionar que en los cortes hubiera gente que no podía tomarle la aspiración.

La obsesión por el peso de la Émonda by Trek…  

Ahora Terpstra deja la comodidad de “chez Lefevere” y se va al Direct Energie, ¿un salto para atrás para dos adelante?

Veremos, pero si para estar en Quick Step, en primavera, hay que ser muy bueno, una vez estás dentro, ganar es mucho más sencillo.

Imagen tomada en FB de Quick Step

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio