Banderas blancas en la carretera

0
11
vistas

Dios!! Qué está pasando??? Bikers, riders, todos estamos cayendo como moscas… No paro de recibir malas noticias…

Hace unos años existía una campaña de Tráfico bajo el lema “Bandera blanca”. Repartían unos adhesivos con una banderita blanca que el conductor, si se adhería a la campaña, colocaba en la parte posterior del vehículo, bien visible. ¿Qué significaba este gesto? Pues todo lo que lleva de implícito este signo universal de paz: cese de las hostilidades, rendición, tregua, diálogo… un símbolo aceptado por unanimidad.

Con esta campaña Tráfico pretendía lógicamente, con más o menos éxito, reducir los accidentes, evitando una de sus causas principales: los “piques”, las “carreras”, entre automovilistas y todo lo que ello conlleva: discusiones, disputas, trifulcas… Cuántas veces habremos visto dos coches picados, circulando a una velocidad vertiginosa por el carril izquierdo, con el de detrás pegado literalmente al “culo” del de delante, haciéndole ráfagas de luces para que se aparte. Pero el de delante aguanta, aguanta…

O los que van zigzagueando, pasando de un carril a otro, intentando avanzar con maniobras muy comprometidas: ¡qué peligro! Luego, claro, surgen las discusiones acaloradas entre conductores, precisamente por una mala maniobra que habrá puesto en peligro a alguno de los dos… ¡o a los dos! Y en seguida… el insulto fácil.
¿Nos vemos reflejados? Que levante la mano el que nunca se ha enfadado al volante, ¡o al manillar!, y se ha puesto a despotricar y a mal parir al causante del incidente. Lo dicho: un peligro. A veces la cosa va mucho más allá, cuando ambos conductores salen de sus vehículos para pegarse, amenazándose incluso de muerte. ¡Qué triste! Y es que hay gente que se pone delante de un volante y se transforma.
El hecho es que últimamente hemos visto muchos casos en las noticias de discusiones por tráfico, peleas en las que incluso ha acabado con la muerte de uno de los conductores. Sólo tenéis que poner en Google: “discusiones tráfico” y lo podéis comprobar: “situaciones tensas en discusiones de tráfico”, “discusiones por tráfico que acaban en juicio”, “cuatro hombres heridos en dos peleas a navajazos por pelea de tráfico”, “muerta por discusión de tráfico”, “a tortas en la carretera”, “guardia civil apunta a un coronel por discusión de tráfico”… Muy triste. Estas discusiones son un peligro, evidentemente.
Desde luego que nosotros, los ciclistas, no estamos a salvo de esta problemática y todo lo expuesto es extrapolable a nuestro deporte preferido. Cuántas veces nos hemos visto en alguna situación de peligro por alguna mala maniobra de algún conductor, un mal adelantamiento, algún innombrable que se ha acercado peligrosamente a nosotros, o que se ha saltado un stop o un ceda el paso. Demasiadas situaciones… Si nosotros contestamos a estas acciones con un mal gesto (por ejemplo levantando el dedo corazón, lo que llamamos una peineta), o un insulto, pues ya la tenemos liada. Puede que nos contesten igual y sigan circulando y todo quede ahí, pero… ¿y si para el conductor? ¿Y si sale de su vehículo, amenazándonos, y se enfrenta a nosotros? ¿Y si intenta atropellarnos o echarnos de la carretera? ¿Cómo acabará esta situación? No sabemos a quién nos enfrentamos, nunca.
Sin embargo existe otro gesto, mucho más amable, que alivia cualquier tipo de tensión: el levantar la mano derecha en señal de disculpa. En ese momento se olvidan los insultos, sea de quien sea la culpa. Si no tienes razón, levanta la mano y discúlpate, y si la tienes, ¿vale la pena arriesgarse con el insulto y la bronca? Bandera blanca.

 

Por Jordi Escrihuela en su facebook

Publicidad

Deja un comentario