Bélgica

2
5
vistas

Estos días en Bélgica todas las noticias que surgen no son buenas, algunas inquietan y entristecen, sin embargo cogemos lo que nos produce mayor satisfacción y esta imagen de los Seis Días de Gante nos sobrecoge por demostrar la cantidad de gente que puede caber en la pelousse de su velódromo torciéndose el cuello para seguir la carrera.

Aunque invierno y Bélgica es ciclocross, cerveza, chips, gorros gruesos cubriendo despobladas testas y gritos en medio de un frío que se puede coger con las manos, en noviembre la campaña de los seis días, ese ciclismo que despertó glamour en la belle époque, tiene un alto en el pequeño –en palabras de Albert Torres– y vibrante velódromo de la capital flamenca.

Imagen tomada Cycling Weekly 

Publicidad

2 COMENTARIOS

Deja un comentario