Bélgica es la salvación y perdición para el ciclocross

0
48
vistas

El ciclismo de súper especialistas tiene esto, que llegados a la temporada invernal las estrellas se despiden y dejan a un lado sus ambiciones en otras modalidades. Ocurrió un tiempo que no era infrecuente ver a grandes nombres batirse en campas de media Europa o en los peraltes de los velódromos más prestigiosos. Mientras el ciclismo dormita en muchos países, en el Benelux van a tope. Bajo techo las carreras de seis horas, hace poco tuvimos las de Ámsterdam donde un ganador de Roubaix como Niki Tersptra se partió el espinazo con especialistas en la materia. En breve llegarán otros, dígase los de Gante, donde nos dejara Isaac Gálvez hace ocho años nada menos.

Al tiempo, posiblemente en los aledaños de un velódromo en más de una ocasión, tenemos auténticos circos humanos alrededor de las carreras de ciclocross. En Holanda, mejor dicho en los Países Bajos se vive con fervor, hay cariño por la disciplina y se sigue con interés. En Bélgica no hay cariño, hay incondicionalidad, auténtica pasión, una cultura popular, como aquella que se teje en los mercadillos de domingo al calor de las castañas y sonido de cualquier barquillero madrileño.

Es cierto, el ciclocross, modalidad que lleva rodando unas semanas en temperaturas estivales, vive por y para Bélgica y ello es su salvación pero al tiempo su cruz y lastre. Para que se hagan una idea de la dimensión de la modalidad que rivaliza en audiencia con la mejor selección de fútbol que los “Diablos Rojos” tienen desde México 86, su gran estrella, el plenipotenciario Sven Nys, ha tenido que desmentir su homosexualidad pues los rumores sobre la misma en la prensa rosa se empezaban a extender como una mancha de aceite en un papel.

Nys es Dios. Dios es Nys, no gana como antaño pero nadie duda de que estamos ante el activo más interesante del ciclocross mundial. Nys ha abierto las puertas de este deporte a Trek. De la relación del ciclista con la marca anglosajona ha surgido la carrera de Las Vegas, una parodia si quieren, pero que no deja de meter la cultura de barro, hierba y cercanía con el ídolo que cultiva esta modalidad.

1

Nys tiene rivales jóvenes. Algunos como Lars van der Haar ya ha dicho que esto está muy bien pero que le tira la carretera, como a Lars Boom y Zdenek Stybar, quien por cierto debió lucir arco iris de no haberse pegado un tortazo compitiendo. También surge otro holandés de apellido ilustre, Van der Poel, en este caso hablamos de Mathieu. También destaca Corne Kessel. Estos nombres empiezan a eclipsar al paisaje habitual, a los Pauwels, Vantornout, Mourey y Aernouts. Es ley de vida.

Sin embargo predomina el color belga y eso es un lastre para la disciplina. Mientras en este pequeño país encajado entre Francia, los Países Bajos y el mar del Norte la modalidad suple la visita dominical a la iglesia, el crecimiento del ciclocross más allá se complica aunque haya algunas execpciones. Este año la Copa del Mundo tendrá una manga en el Reino Unido, siempre a la última, sin embargo el auténtico espaldarazo, el empujón que por ejemplo pondría la disciplina en el mapa de algunos especialistas españoles sería que  fuera olímpico y eso aunque posible no deja de estar lejos, pues meter el ciclocross en el calendario de unos juegos de invierno sería ponerle medallas en las manos de un país que domina casi por completo y eso obviamente no gustaría en el COI.

Imágenes tomadas de www.onlinetri.com y www.cyclismas.com

INFO 

Boone, lo último en bicicletas de ciclocross

Se acerca la temporada de lluvias y barro y en Trek ya estamos con la cabeza puesta en nuestra Boone de Ciclocross. Además de ser una máquina de competición para el invierno, es unas bici rapidísima y polivalente con la que volar por las pistas.

¿Qué hace que la Boone sea la bicicleta de ciclocross más rápida, cómoda y ligera?

Su geometría de competición ha sido rediseñada junto con nuestros ciclistas profesionales, Sven Nys y Katie Compton. El resultado es una bici más potente, más rápida y con una conducción más suave que te permite dominar en cualquier terreno.
La exclusiva tecnología IsoSpeed es ideal para circuitos irregulares. La nueva rótula que incorpora duplica la absorción vertical reduciendo las vibraciones y permitiéndote rodar con más potencia.
Es una bici que te permite volar por los circuitos gracias al carbono OCLV ultra ligero de Trek, con protección Carbon Armor integrada.
La Boone está disponible con frenos de disco para los que quieren una sensación de frenada más suave o frenos ligeros cantiléver.
En conclusión, una bici con la que arrasarás por cualquier terreno gracias a su velocidad de vértigo, a su diseño más robusto y a su increíble fiabilidad, incomparable a ningún otro modelo.

Modelos disponibles

Boone 9 Disc: 5.499€
Boone 5 Disc: 2.699€
Cuadro Boone: 2.199€
Cuadro Boone Disc: 2.199€

Más información en: www.trekbikes.com

Publicidad

Deja un comentario