Connect with us

Beñat Intxausti busca el camino más corto

Ciclistas

Beñat Intxausti busca el camino más corto

Tiempo de lectura:2 Minutos

Cuando Unai Yus, hace unas semanas, nos hablaba de los juniors de oro euskaldunes, nos hablaba de Izagirre, Landa y compañía decía que ya en esa época se les veía algo, su forma de montar, de hacer fácil lo difícil. Debe ser lo que se llama clase, un don, una forma imperceptible de sacar lo mejor de cada pedalada, de cada revolución de la máquina, sin necesidad de estridencias ni ruidos, como algo natural, casi innato.

He de confesar que cuando Unai hablaba así, me acordé de Beñat Intxausti. Le conozcó siendo sub 23 prometedor en el Seguros Bilbao. Fue en la carrera que abría el calendario catalán. Era febrero, hace once años, aquel día no llovía, el cielo se desplomaba en agua sobre nuestras cabezas. Era una carrera con miga, se recorrían parte de los viñedos que vieron la carrera de fondo de los Juegos de Barcelona y entre ellos había trampas mil, repechos complicados y un respetable kilometraje.

Beñat Intxausti ganó aquel día. Con esa facilidad, tipo fino, cara afilada, ni un gramo de grasa bajo ese maillot ajustado, por donde resbalaban las gotas de lluvia. Aquel ciclista era joven, nos llamó la atención. Admitió sentirse cómodo bajo el agua y ganó a corredores mucho más formados que él, más veteranos, más todo.

Beñat les ganó y así pasó rápido al profesionalismo. Varias etapas, como Euskaltel recuerdo que llegó a pisar el podio de Itzulia, un logro entre la parroquia. En el Movistar creció y se hizo grande, muy conocido, cuando se metió en aquella fuga camino de Campitello Matese para ganar por delante de Mikel Landa. Un triunfo que creo el abrió las puertas del Team Sky.

Apoyando una causa justísima #PorUnaLeyJusta

Y lo que para muchos es el objetivo, es el sueño, para Beñat fue el paso lógico en un ciclista que acumula un interesante palmarés sobre todo porque combina, combinaba antes de todo, una excelente resistencia en la montaña con una buena planta en la lucha contra el crono.

En el Sky, sin embargo, Beñat casi no ha podido demostrar nada. Cuando subió al podio de la Vuelta a Valencia, que ganara su compañero Wouter Poels, pensamos que de negro también le iría bien, pero no, una mononucleosis le ha dejado seco, ajeno a todo, y además casi dos temporadas enteras, porque en San Sebastián no pudo ni finalizar.

Dicen que el Sky puede darle una opción a Beñat, chapeau, un equipo no sólo se basa en resultados y más resultados, aunque estos, obviamente sostengan el trabajo diario, pero es de justicia que si la salud no ha acompañado, el ciclista merece una oportunidad.

Con Kwiatkowski por ejemplo tuvieron paciencia, el año pasado no estuvo al nivel exigido, más allá de Harelbeke, y cómo ha marchado esta temporada. Y es que el fono del equipo británico es esto, nombres que entran, más otros que se mantienen en la sombra esperando su opción. Esperamos que Beñat les demuestre que no se han equivocado.

Imagen tomada de http://benatintxausti.com/web/

INFO

Con Castelli para las grandes marchas

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ciclistas

Inicio