Bicis contra tractores

0
4
vistas

Esta vez mi colaboración se completa con recortes de comentarios en mi muro del “feisbuk”.

A raíz del último atropello mortal de un cicloturista en la zona de Amoroto, a una de mis aclaraciones, alguien me respondió afirmando que las bicis molestan en la carretera para añadir que si no hemos visto los tractores en La Rioja, más habituales en época de vendimia. Esos sí que estorban de verdad, apostilla.

A mi amigo Víctor le contesto que los tractores acuden a su trabajo, mientras que nosotros vamos a pasear. Según él no sabemos lo que jode ser de los que se desplazan a su trabajo en coche, camión o tractor y ver que haya bicicletas “molestando(les)” en la carretera. Es así de real y así de cruel porque me lo ha confesado más de uno.

Sin embargo, paradojas de la vida, entre tanta vorágine circulatoria, se da la circunstancia de que la mayoría de los atropellos mortales de ciclistas se producen a unas horas poco frecuentes y/o en unas carreteras escasamente concurridas.

Y aparece una noticia en un diario territorial anunciando que un “globero” ha cruzado la vía con las barreras bajadas y ha sido arrollado por un tren en Basauri, e inmediatamente se comienza a generalizar con chistes de escasa gracia, sobre la falta de respeto a las normas por parte de nuestro colectivo cuando estamos exigiendo que seamos respetados.

En ningún momento los txirrindularis (ciclistas) afirmamos que todos los automovilistas sean unos desaprensivos o que la mayoría conduzcan borrachos o drogados. Faltaría más. Porque maleducados e imprudentes existen en cualquier grupo, dentro de los Volvo “Globettroter” alemanes y encima de una “Cañondale” de carbono.

La cuestión principal en este asunto es pensar detenidamente, tanto los unos como los otros, quién se llevaría la peor parte sobre el asfalto.

Por Agustin Ruiz Larrigan

INFO

El menú de verano para quienes “ciclar” los paraísos del Levante