Buscando la mejor clásica del presente ejercicio

2
4
vistas
El año que De Ronde no pisó el Muro
Recuperamos la regla de la encuesta, que no tomábamos desde prácticamente el inicio de las grandes de un día, con la solicitud de los mejores clasicómanos (Merckx de calle) y la clásica más bella (Roubaix por estrecho margen sobre Flandes). Ahora queremos subrayar bajo la mejor clásica de la campaña presente, hurgamos en el pasado inmediato, con el desenlace inesperado de la Lieja ya digerido, valoramos lo que ha dado de sí este hermoso ciclo de clásica de primavera.
Sobre el balance global podríamos decir, a modo muy personal, que Tom Boonen ha sido el hombre de esta primavera y que la mejor cita ha sido Lieja, pues aquí, no caben medias tintas, y el terrible filtro en forma de cotas toma forma con el goteo malayo sobre los aspirantes. 
La relación ya la conocéis, la acompaño con algunas impresiones, como siempre de lo más subjetivo:
·         Het Niuewsblad: bella y genuina, como siempre por el frío que últimamente no acompaña tanto al núcleo duro de estas citas. Flecha sumó un nuevo podio y Vanmarcke apuntó unas maneras que posteriormente Boonen diluyó con una campaña inimitable en más de cien años.
·         Milán- San Remo: emocionante final de la mano del único capaz de evitar un sprint en ciudad de la Liguria, Fabian Cancellara. Un triunfo de Simon Gerrans que le identifica como el mejor “robaperas” de la actualidad.
·         E3 de Harelbeke: la nueva grande se apropió de parte de los escenarios de De Ronde con desigual fortuna pues no se evitó la llegada en grupo. Boonen recuperó el olfato para desgracia de Oscar Freire.
·         Gante- Wevelgem: similar desenlace a E3 con Boonen en estelar. Otra vez llegada en grupo a pesar de numerosos intentos por evitarla. Una clásica que necesita un revulsivo ante la grandeza de De Ronde y el crecimiento de E3
·         Tour de Flandes: descubrimos que Filippo Pozattoes capaz de hacer la carrera desde adelante, pero no le fue suficiente hacer sufrir como un perro a Boonen para omitir la tercera victoria de éste en la grande flamenca.
·         París- Roubaix: proeza de Boonen de tamaño centenario pues al récord que iguala de De Vlaeminck le añade un éxito sin parangón en la totalidad de las clásicas adoquinadas. Descepcionante actitud de sus rivales, cómplices casi voluntarios de su gesta.
·         Amstel Gold Race: Enrico Gasparotto fue el puñalque Gilbert accionó para matar la ilusión de Freire de devolverle a Rabobank su salida por la puerta de atrás ganando la mejor carrera holandesa. En su conjunto muy mejorable.
·         Flecha Valona: el día grande Purito Rodríguez no esconde las limitaciones de una carrera que se corre cual scractch en un velódromo. Pocas alternativas antes de Huy que ejerce de disuasión a acciones suicidas.
·         Lieja-Bastogne-Lieja: es tan dura, tan bella, que nunca decepciona. El crash de Nibali abrió las puertas a una nueva carrera tras numerosas alternativas que acabó el manos del inesperado Iglinsky.
Ahora, os invito a marcar la opción más que más os seduzca. 

2 COMENTARIOS

  1. Decepcionantes muchas de estas clasicas, como todos los años. La principal causa es que a la mayoria les falta dureza, y sin ella es imposible que se vea espectaculo. La San Remo parece que ha tomado nota y se endurecera para el año proximo, al menos eso se apunta por ahi. Pero para cuando endurecer de una vez las carreras mas importantes en busca del espectaculo, sin el no hay tele ni indices de audiencia altos, ni atencion de los medios, ni nada, es lo mas prioritario y lo que mas debe pesar en cualquier deporte. A ver si espabilan de una vez algunos organizadores y nos empezamos a aburrir menos delante de la tele. Ah y Het Niewsblad para mi, se merece el premio de integrar el WORLD TOUR para el año proximo.

Deja un comentario