Connect with us

Cadel Evans y la inspiración de Richie Porte

Ciclistas

Cadel Evans y la inspiración de Richie Porte

Cadel Evans y la inspiración de Richie Porte

Cambrils ZC, Gran fondo

Mucho tiempo después, y a pesar de todo, Richie Porte sigue en primera línea

Una de las principales novedades del ciclismo presente respecto al de hace unos quince o veinte años, es el amanecer australiano de la temporada ya en enero. Ya en las fiestas navideñas oímos de equipos y alineaciones para el Tour Down Under y la carrera de Cadel Evans y paulatinamente, el histórico letargo invernal se deja atrás al ritmo del calor austral.

En unos días estaremos con la mirada en el estío de Adelaida, “south Australia” como reza el slogan, y seguramente el nombre de Richie Porte sea uno de los más pronunciados.

Porque su condición de australiano le confiere a Richie Porte la responsabilidad patria de estar bien ya en enero, lejos de su ansiado Tour y los meses decisivos de la campaña.

Compañero de Froome en el Team Sky, le ayudó en dos de sus cuatro Tours, así como a Wiggins en el que ganó en el 2012. Richie Porte decidió un día jugársela en el BMC donde ya cumplirá su tercera campaña y sigue en el punto de partida.

Porque si miramos atrás, veremos que de Richie Porte siempre escribimos lo mismo en este periodo del año: que tiene condiciones, que aspira a todo, que es un corredorazo, pero….

Siempre eso, un pero, la eterna duda, la sombra alargada de algo que pasa inesperadamente. Un cambio de rueda no permitido, una caída, un corte, un percance. Richie Porte encarna en su pequeño pero poderoso cuerpo la carencia de duende y lo que ello comporta.

Con Richie Porte tomamos conciencia de lo complicadísimo que es triunfar en este deporte, de las muchas variables e imponderables que completan el puzzle de un campeón y de cómo en un segundo todo se puede ir al traste.

Richie Porte dejó el año pasado el Tour en una tremenda caída en el mismo puerto en el que ya, un mes antes, había tenido problemas en el Dauphiné.

Bajar es otra de las facetas que se le exige a un ganador de Tour, más cuando la organización tiene a bien poner llegadas de este estilo, dos o tres cada año.

En ese puzzle del campeón, a Richie Porte le faltó esa pieza el año pasado, y su salida del Tour demostró que con todas las condiciones del mundo, que incluso con una temporada para enmarcar, las cosas no son ni fáciles ni sencillas.

Riche Porte, por eso, no desiste. Sigue a lo suyo, sabe que por condiciones es aspirante natural a la mejor carrera, y volverá a intentarlo. Quizá la falta de suerte la pueda suplir con eso, perseverancia, insistencia y voluntad.

Que mire en casa, y vea que un australiano de BMC acabó ganando el Tour cuando quizá muchos lo dimos por amortizado. Cadel Evans puede ser el espejo de Richie, quizá hasta le explique cómo lo hizo, aunque pésimos estrategas como los Schleck hay cada vez menos.

Imagen tomada del FB de BMC Racing Team 

INFO

Toda la gama de portabicicletas de Cruz en un click

Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio