Connect with us

La silenciada hazaña de Caleb Ewan

Caleb Ewan JoanSeguidor

Ciclistas

La silenciada hazaña de Caleb Ewan

La silenciada hazaña de Caleb Ewan

La segunda plaza de Caleb Ewan en San Remo es un salto cualitativo

El estruendo, la alegría, la novedad de ver ganar a Vincenzo Nibali como ganó el sábado en la Via Roma de San Remo provocan que la vara de medir omita otras realidades y méritos. En este caso, nos perdonaréis, nos olvidamos de Caleb Ewan.

Segundo en la Vía Roma de San Remo, la avenida recuperada desde hace un tiempo, la forma con la que Caleb Ewan progresa hasta la segunda plaza no puede pasar desapercibida.

 

No al menos en la esencia de un ciclista que va quemando etapas paulatinamente tras ser uno de los velocistas más precoces de su tiempo.

Caleb Ewan ha desmotando la teoría de la distancia

El Mitchelton fue de los pocos equipos que probó suerte con Nibali ya por delante.

Jugaron la baza del siempre eficaz Matteo Trentin, pero hizo corto y le pillaron en el llano posterior al descenso del Poggio.

La Volta a Catalunya es la Carrera

Caleb Ewan es de julio del 94. Es de uno de esos días que Miguel Indurain dobló a Lance Armstrong, creo que en la crono de Bergerac.

Tiene sólo 23 años y un extenso palmarés a la espalda.

Un palmarés que cada vez incorpora más hitos en la vieja Europa, las etapas en el Giro y Vuelta, por ejemplo, entre otras piezas logradas a base de tenacidad e insistencia, pero también de calidad intrínsecamente trenzada en esa forma tan peculiar de sprintar con el morro asomado al manillar, transmitiendo vértigo, como poco.

No tuvo rivales sencillos Caleb Ewan, dos ganadores como Kristoff y Démare, nada menos.

El francés hizo trabajar mucho a su equipo y ganaba enteros según pasaban los kilómetros. Para Caleb Ewan ha sido el bautismo de fuego.

Es paradójico, el día que Mark Cavendish se fue al suelo, víctima de una caída brutal, el día que André Greipel se quedó por el camino hacia San Remo, el enésimo día que Marcel Kittel demostró que cualquier tachuela le mata, Caleb Ewan enarboló la bandera de los velocistas puros en el teatro de los sueños, en la Vía Roman tras 290 kilómetros, demostrando que su juventud no está reñida con la distancia.

Imagen tomada de FB de Mithelton-Scott

INFO

Ahora que vienen vacaciones, si quieres llevar tu bici, prueba Nacex

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ciclistas

Inicio