Connect with us

El campeón ni quiere ni debe ser generoso

@JoanSeguidor

El campeón ni quiere ni debe ser generoso

Tiempo de lectura:2 Minutos

“Según respiro, ataco” dijo un día Bernard Hinault. En otro momento aseguró que él no corría para “complacer a nadie”. Finalmente soltó que “duermo como un niño, porque sé que al día siguiente voy a ganar”. Así se las gastaba el recién jubilado jefe de protocolo del Tour de Francia, puesto que en esta París-Niza, se ha atribuido a Stephen Roche. Eso lo decía Hinault, palabras de ese nivel exhibió también Eddy Merckx, incluso Lance Armstrong en sus años de nebulosa que todos se afanan de borrar de los almanaques.

No cabe duda que los campeones son de otra pasta. Desprender calor, como una luz, atrayente de las masas. Suponen el punto y a parte del deporte, la quinta esencia, son el faro, todos les miran, muchos les admiran, inspiran generaciones que crecen con ellos en la retina. El genio de Luis Ocaña, el hambre de Freddy Maertens, la mala hostia de Roger De Vlaeminck. Hoy ese tipo insaciable sería Mark Cavendish, también Peter Sagan. Se les conocen muchas victorias, también sonadas derrotas, pero son referencia por donde pasen.

Me hablaban el otro día que Alberto Contador es el ciclista más pestoso al que se había enfrentado. “Te lleva en el filo, sientes su aliento” me comentaron. Terrible, un campeón no te vende la piel, no se rinde. no quiere cejar en el empeño. Es un ejemplo de superación casi constante, porque a sus rivales de generación se les suman las nuevas, y los que ya estaban. Mirad Contador entre Alaphilippe y Yates, él que surgió frente a Andy Schelck, se ha batido con Froome, Valverde y Nibali y ahora teme por el progreso de Nairo.

El otro día hablamos de Rik Van Looy, uno de los grandes de siempre. El apellido ese tiene un qué, es prestigio, glamour, sí Nico, en efecto, transmite leyenda. Van Looy decía que a él ser generoso le hacía ser débil. Lo que dijo, generosidad equiparada a debilidad. Eso es cierto hasta un punto determinado, pero ¿cabe la generosidad en un campeón?

Yo creo que depende. A mí el corredor que es superior y además de demostrarlo, lo gesticula, no me parece digno de ser criticado. Cada uno es muy libre de hacerlo como le plazca, aunque consciente que donde las dan las toman. El año pasado en el Eneco Tour, Peter Sagan plañía amargamente porque nadie le ayudaba en las persecuciones. “He ganado yo solo todo lo que los que iban a mi rueda juntos” vino a decir. Hombre no era necesario.

Sea como fuere el campeón que no regala ni la meta volante es digno de admirar. Estar delante es agotador, acabar disputándolo todo, como hubo alguno, y encima ganarlo implica nadar en el milagro, pero no un milagro que viene solo, es un milagro que lleva tesón, lucha, fe y confianza.

Con esos ingredientes se hace el campeón, aunque también con suerte y con un equipo, porque el ciclismo sigue siendo un deporte colectivo y esa es su grandeza pues regala incertidumbre, para mí el mejor aliciente del ciclismo y el peor enemigo del campeón que prefiere control y todos a su cobijo.

Ser el mejor y demostrarlo, incluso adornarlo con gestos, no me parece mal, al contrario implica artificio y por tanto disfrute para quienes los vemos. Recuerdo las celebraciones de Peter Sagan que abrasaron la paciencia de Fabian Cancellara, pues que le hubiera ganado, Sagan esos días no corría, volaba y como todo le llegaba sumamente fácil, se emocionó. Ahora bien, le tocaría probar su propia medicina muchas veces.

Con todo, Miguel Indurain sólo hubo uno, porque sinceramente no vimos nada igual nunca más. El navarro era generoso, en apariencia, pero pondría la mano en el fuego que detrás habían favores devueltos, porque el ciclismo y la vida son así. No obstante que levante la mano el que no sueña con ganar machacando un día, somos humanos y débiles y lo que hizo Miguel fue especial, único, tanto que como decimos nunca más se supo de uno como él.

Imagen tomada de http://cyclingart.blogspot.com.es

INFO

Conoce el Cruz Cyclone, un portabicicletas de bola

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en @JoanSeguidor

Patrocinado

Inicio