Connect with us

2019: ¿Por qué el ciclismo colombiano puede seguir creciendo?

Ciclismo colombiano JoanSeguidor

Opinión ciclista

2019: ¿Por qué el ciclismo colombiano puede seguir creciendo?

2019: ¿Por qué el ciclismo colombiano puede seguir creciendo?

Tiempo de lectura:1 Minuto

Los números acompañan el buen momento del ciclismo colombiano

Las cifras, dicen por ahí, nunca mienten.

Y las cifras son claras: si en 2010 había tres corredores colombianos en equipos profesionales del World Tour, este año (una década después) esa cifra se incrementa hasta los diecinueve corredores.

Esta es la realidad numérica del ciclismo colombiano.

Si a esta cifra, nada despreciable para un país no europeo, sumamos que Colombia lidera el ránking de la UCI en América y que algunos de sus ciclistas han estado en las primeras posiciones del ranking mundial durante todo el 2018, podríamos entonces afirmar que la tan cacareada “potencia” de la que tanto pregonan algunos parece cuajar al menos a medias.

Dos equipos continentales, el Team Medellín y el Manzana Postobón debutaron en carreras menores europeas desde el 2017, aunque los resultados son discretos, ambas formaciones aspiran a convertirse en el rostro cafetero dentro del pelotón internacional y llenan las carreteras en competencias de segundo nivel por todo el mundo.

Los ciclistas colombianos brillan en lugares tan remotos como China, California o Turquía, y hace rato que desbordaron el ámbito continental donde fueron hegemónicos por varias décadas.

La primera generación de corredores que “reconquistó” las carreteras del viejo mundo ha empezado su declive sin nada de qué arrepentirse puesto que los resultados están a la vista: podios, grandes vueltas, etapas, calidad y carisma por donde se mire.

Esa, la generación de los Henao, de Nairo, de Cháves y Urán, le despeja el camino a otra camada que quiere asaltar el protagonismo, y qué mejor símbolo de aquello que el duelo entre Sosa y López en la Vuelta a Burgos.

Sosa vs López, el mejor momento colombiano

Esta es una nueva generación que ha heredado lo mejor del pasado pero que se atreve también a hacer trizas los estereotipos: hay colombianos velocistas, sí que los hay, o que lo digan Gaviria, Molano y Hodeg.

Hay buenos contrarelojeros, sí que los hay, o sí no que le pregunten a Egan Bernal.

Es difícil hacer pronósticos y futurología cuando se trata de ciclismo.

Quisiera plagiar un viejo chiste para decir que es un deporte inventado por belgas y franceses donde siempre gana un inglés.

 

¿Qué les espera a los colombianos, al ciclismo colombiano?

Con la promesa de Miguel Ángel López siempre a más, con la explosión irrefutable de Egan Bernal, con la aparición de Iván Sosa y otra avalancha de juveniles repletos de calidad, podemos hacer futurología, predicciones y profecías.

Del 2019 no vamos a esperar nada, lo que esperábamos ya ha llegado.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio