Connect with us

Ciclismo australiano: una historia de éxito

Mundo Bicicleta

Ciclismo australiano: una historia de éxito

Ciclismo australiano: una historia de éxito

Cambrils ZC, Gran fondo
Ant1 de 2

Enero es el mes del ciclismo australiano

Hace no tanto, ponedle un cuarto de siglo, que son veinticinco años, todos estábamos en enero pendientes de concentraciones, reuniones de equipo… el ciclismo en Europa desperezaba, recuerdo incluso grandes estrellas compitiendo en duatlones, como el del Campoo, Perico, Marino y Peio, entre otros.

Hoy las cosas son diferentes. Deporte global, ciclismo global, y el ciclismo habla inglés, inglés oceánico, inglés principalmente de matiz australiano. Es el fecundo ciclismo australiano.

Porque el circo arranca en las antípodas. Caleb Ewan ya tiene el primer premio de la temporada, un critérium, algo para el que el sprinter de bolsillo parece haber nacido como ciclista. Siempre moja, y mucho, en esas alturas y latitudes. Le falta un hervor en los grandes embalajes, todo llegará.

Sea como fuere de casualidad en esta historia hay poca. Australia es el primer ombligo de la campaña ciclista por clima, por condiciones, sí, pero también por una tradición que, aunque joven, ha crecido a ritmo acelerado, como queriendo saltar en poco tiempo la desventaja que tenían frente al continente europeo.

El ciclismo australiano ya tiene sus eventos WT, Tour Down Under, donde muchos se dieron cuenta que no había azafatas en el podio, y la carrera de Cadel Evans, con mucho el mejor ciclista que ha dado ese país.

Australianos en ciclismo hay hace muchos años, obviamente nos acordamos mucho de Phil Anderson, uno de esos fijos en las imágenes que saben la leyenda de los ochenta, entre Hinault, el viejo Joop y Roche, entre muchos otros.

Ant1 de 2

Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio