Connect with us

Ciclismo colombiano: incesante presión sobre las estrellas

Ciclismo colombiano JoanSeguidor

Opinión ciclista

Ciclismo colombiano: incesante presión sobre las estrellas

Ciclismo colombiano: incesante presión sobre las estrellas

Berria 2020 -gif

El ciclismo colombiano sueña con lo máximo pero no resulta tan sencillo como parece

Ciclismo colombiano, hubo un antes y un después cuando Nairo subió al podio del Tour, de su primer Tour, se le vio fácil, para que vamos a engañarnos, pero de sencillo no tiene nada.

Levantó tantas expectativas, que todo lo que vino después se dio por añadidura. Pero para el ciclismo colombiano las cosas no son sencillas como para nadie.

Hace escasamente una semana pasábamos revista a las increíbles imágenes que nos llegaban de la Colombia Oro y Paz y nos podíamos imaginar la cruz que llevan las estrellas colombianas.

En la Oro y Paz vimos las ilusiones que despierta el ciclismo colombiano

Y no lo toméis por peyorativo, porque no es la intención y sí por la increíble expectación que generan las vedettes en el país andino.

El país se echó literalmente a la calle a ver el espectáculo y alentar las estrellas colombianas que quisieron estar en la carrera que pone Colombia en el mapa de las organizaciones.

Una breve e imprecisa historia del cicloturismo

Porque si otras tienen la tradición, e incluso el dinero, aquí cuenta con el talento y la materia prima en casa.

Pero ser una estrella en Colombia no debe ser sencillo.

Lo podemos comprobar en Europa, cuando Nairo gana la Volta o la Tirreno, el ruido y charanga que se monta a su alrededor, o cuando lo hace Chaves, o López, o Gaviria…

Ahora cabe la pregunta…

¿Con qué se conformaría la afición colombiana con sus estrellas?

Porque la presión es un plomo y gestionarla, aunque contamos que es labor de quienes están con ellos asilarles, no sé cómo se debe llevar cargar con el peso de un país, un sentimiento o un murmullo total.

Y eso nos da la sensación que está pasando con Egan Bernal, sin duda el corredor que llegó con aureola y se ha preocupado de cumplir las expectativas con rapidez.

Egan Bernal es uno de esos prodigios, uno más, que sale de esa tierra fecunda de ciclismo, pero de ahí a auparle a favorito para todo, hay un trecho.

Hemos leído incluso que el sueño amarillo va más con él. Ya sabéis el sueño amarillo, esa losa publicitaria que Movistar le colgó a Nairo, y no sé hasta dónde le ha pesado en su empeño de ganar el Tour.

El Tour es lo más, pero no todo y una cosa, ganarlo es tan complejo, que mirad países de la tradición de Bélgica, Francia u Holanda lo que están tardando en repetir.

Por de pronto, creo que más allá de cojeturas, de la suerte inmediata de Bernal, del Tour que le salga a Nairo, de todo ello, conviene ver el presente.

Y el presente es que los top 7 colombianos ya se han estrenado.

Nairo ha sido líder en la carrera de casa.

Rigoberto Uran ha ganado una etapa en la Oro y Paz.

Bernal ganó la general de la mentada carrera.

Fernando Gaviria ya suma varios sprints.

Henao también se estrenó en casa

Esteban Chaves brilla en las antípodas.

Y Miguel Ángel López reina en Omán.

Ciclismo colombiano Ribogerto Uran JoanSeguidor

El presente es esto, lo que pase en lo sucesivo pasará, pero desde fuera, desde este lado del atlántico nos da hasta cosa, ver como la presión supera todos los límites y desborda, a veces, el límite de lo racional, más que nada porque hay que tener la “tête” muy dura para abstraerse de ello.

Imágenes tomadas de FB de Colombia Oro y Paz

INFO

Conoce lo que Melcior Mauri prepara en su campus

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio