Ciclismo en pantalla grande

0
6
vistas

¿Por qué un festival de cine sobre bicicleta?

Porque era nuestro único destino lógico. Nuestro único norte, un festival de cine de bicicletas. Todos los que trabajamos en el Rueda Film Festival tenemos dos cosas en común, todos amamos las bicis y todos hemos trabajado en algún momento en pelis, en producción, en gráfica, en documentales y lo hemos hecho, no por dinero, porque estas cosas no se hacen por dinero, sino por un profundo amor a las bicicletas y a las historias que se puedan contar.

De esta manera el siguiente paso, estaba clarísimo, montar un espacio de difusión, de encuentro, donde los ejes fueran las bicicletas y las películas y hacerlo en un modo digno. En un cine, y mejor aún en una de las mejores salas de Barcelona. En el Zumzeig.

1

Estas cosas, como esas comidas que tan bien saben, se maduran a fuego lento, poco a poco y probando. Produciendo con mucho esfuerzo documentales de bicicletas, proyectándolos en sábanas en locales donde todo el mundo esta hablando birrita en mano, y donde nadie aprecia realmente lo que has hecho. Ni de qué va la historia.

La última peli que hicimos, “Barcelona-Gijón. 8 ciclistas del montón” por fortuna la pudimos estrenar en sala. Y esto, el silencio, el sound system, la concentración, los detalles del audio, los matices de la imagen, esto nos cambió el modo de pensar el tema de la proyección. Las pelis necesitan un espacio así. Las pelis, y la gente que hace las pelis, directores, actores, productores, familiares que siempre ayudan, y el público, necesitan poder encontrarse en el sito justo, y ese sitio es un cine.

Sólo en la pantalla gigante, cuando las imágenes te rodean, el pensamiento largo se produce y lo entiendes todo… sólo así lo percibes todo.  Y si la peli es buena, pues bueno, ya la cosa es una maravilla.

Para llegar a este punto hemos tenido que dejar un montón de pelis fuera. Hemos tenido discusiones, hemos votado, luego hemos vuelto a discutir y hemos votado otra vez. Muy democrático pero la cosa es esa, pelis buenas se han tenido que quedar fuera de la parrilla. Lo ideal hubiera podido hacer un Off, una muestra fuera de competencia, pero, no teníamos donde. Para el próximo año.

La programación va por sesiones, serán mallas de programación muy sencillas. Tienes cierto número de minutos, tantas pelis que duran x minutos, y ahí tienes que hacer tu tetris combinando tiempos, temáticas y horarios. Si nos pidiesen destacar algo, hablaríamos de la variedad en los títulos. Hay documentales que hablan de cómo montar una bicicleta en un ferrari, hasta la historia, con final trágico de uno de los padres del mountain bike y pelis que hablan de las bicis y la moda en Londres. Esta variedad temática y estilística queremos que sea uno de los sellos de nuestro festival.

Después del trabajo que nos hemos dado y que ya tenemos hecho, nuestra idea es repetir, ahora sí, visto lo visto tendremos que crecer y tener un equipo más grande. No damos abasto al maremagnum que es un festival. En este sentido, no teníamos ni idea donde nos estábamos metiendo ni la cantidad de horas que tendríamos que meter para poder hacer un festival, internacional, con subtítulos y con premios. Un maremoto de trabajo que nos hemos buscado solitos.

Por Nico, director de Rueda Film Festival

Os invitamos a ver más en Rueda Film Festival. Deciros que el cine Zumzeig está en el corazón del barrio barcelonés más vinculado al ciclismo, el de Sants, muy cerquita de la “Dona i l´ ocell” de Miró en l´ Escorxador,

Publicidad

Deja un comentario