Connect with us

Ciclismo en pista español: no hay horizonte

Albert Torres JoanSeguidor

Opinión ciclista

Ciclismo en pista español: no hay horizonte

Ciclismo en pista español: no hay horizonte

Labrava

Cómo el ciclismo en pista español pasó de tocar el cielo a la más absoluta ruina

Gobik -site

Dícese del término “déjà vu” algo visto antes.

Es una expresión de origen francés y nos mete en el día de la marmota.

Este artículo es un “déjà vu”, lo hemos escrito antes, de hecho varias veces, demasiadas.

La desgracia del ciclismo en pista en España empezó desde la cima, desde la cúspide.

Pocos imaginábamos entonces que ese declive sería imparable, a diferentes velocidades, pero imparable hasta el presente.

LDB_Berria 1024×140

En el año 2005, cundo el ciclismo en pista español saboreaba la consecución del 25% de las medallas de la delegación en los juegos de Atenas, la Federación Española protagonizaba un error premonitorio.

Un fallo en la inscripción dejaba a parte del combinado hispano fuera de los mundiales de Los Ángeles.

Entre otros no fueron los miembros de la cuarteta que fue bronce en las olimpiadas atenienses.

Cycling CD 2019 300×250

En esa época España era una de las selecciones asiduas al podio, en medio de países que invertían mucho y mejor en la cantera del velódromo.

Hoy, España es una comparsa en los mundiales, asumiendo papel testimonial en los Juegos Olímpicos.

El otro día, cuando preguntábamos a Jaume Mas por el trabajo australiano en la persecución por equipos, omitimos voluntariamente cualquier análisis del papel español en el mundial de Polonia.

Australia, donde el “oficio ciclista” surge de la pista

Suunto 9

Ni Londres ni Río vieron un pistard español en el podio.

Y a este paso Tokio tampoco lo verá.

La olimpiada japonesa viene con la novedad de reincorporar la americana al cuadro de competición, tras una triste ausencia de dos ediciones.

En la americana de este mundial Albert Torres y Sebastián Mora dieron el do de pecho en una carrera de un nivel tremendo, histórico diría, que demostró lo mucho que había en juego.

Los puntos hacia Tokio queman y las naciones se ponen las pilas.

Cruz SQR

Leo este artículo de Luis Román y coincido en todo.

Primero en la rivalidad que se impone en la madison, con un Kluge imperial, pero al mismo tiempo con tantos y tan buenos corredores que alternan pista y carretera.

En esa rivalidad hay un pulso desigual, pues si Sebas Mora tiene un equipo profesional de carretera que le cobija, es desde este año, no vayamos a volvernos locos, Torres no tiene ningún contrato que le dé sustento económico hasta Tokio ni programa deportivo donde completar su preparación.

SQR – GORE

Luis Román da ideas de quien podría ayudar a Albert Torres, pero iría más allá.

¿Qué pasa en España para marginar de esta manera el ciclismo en pista?

No hay oportunidades, no hay puertas abiertas, ni ventanas, el ciclismo español no tiene horizonte para la pista y lo peor es que no hay visos de cambio.

Como dijimos la pista es el enfermo crónico del ciclismo español.

Gravel SEA OTTER

Albert Torres es ahora mismo la única baza para que la pista española opte a dos medallas, a dos, en Tokio.

Una en el omnium, carrera que en Río contó con Cavendish, Viviani, Kluge y Gaviria, para ver lo apetecible que es, y otra en la americana, con Sebas Mora.

El camino que queda hasta los Juegos Olímpicos es tremendo, con una competencia creciente y un nivel que a la mínima te deja fuera.

Si la clave de muchas naciones -Italia, Dinamarca, Australia o Gran Bretaña- es la cantidad de talento que manejan para cribar hasta los mejores, en España sólo hay una baza y está desprotegida del todo y por todos.

¿Tan complicado -como dice nuestro amigo Luis- tener a Albert Torres en un equipo pro?

En la historia reciente sólo dos pistards pro, sin contar a Isaac Gálvez, estuvieron en equipos del máximo nivel en España.

Sergi Escobar y Eloy Teruel son los afortunados y ambos duraron ¡un año!

Gobik nos adelanta la colección de verano 

Así las cosas el tiempo pasa, no se detiene y el pronóstico es claro.

Dijimos para Londres 2012 que se avecinaba un desastre para la pista española. 

En Río 2016 ocurrió lo mismo, para Tokio las opciones están como están, con vistas a París 2024 estamos fuera de casi todos los plazos y para 2028 me insisten que vamos tardísimo.

En efecto, el ciclismo en pista español no tiene ni horizontes ni objetivos.

Cualquier éxito será fruto exclusivamente del trabajo individual que algunos se han empeñado en hacer valer contra todo pronóstico.

1 Comment

1 Comment

  1. Germán Tamayo López

    13 de marzo, 2019 at 1:41

    Si eso son ustedes los españoles que llevan representantes a los mundiales de pista, ¿que decir de los colombianos que no llevamos a nadie?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio