Ciclismo español: El Giro como síntoma

0
3
vistas

El mal momento del ciclismo español no es cuestión única de estas fronteras. Hojeando L´ Equipe uno halla esta pieza exclusivamente analizando la participación española en el Giro de Italia recién finalizado. La estadística es significativa, desde el Tour de 1998, ese que abandonó la armada española indignada por el trato de la carrera, policía o no sé quién, nunca el ciclismo español había estado ausente en el top 20 de una gran vuelta. A ello se le añade también que ninguna etapa ha caído en el redil patrio.

El gráfico muestra años gloriosos como la Vuelta de 2004, cuyos protagonistas da grima mencionar, donde 18 ciclistas españoles estuvieron en el top 20. En el Tour destacaron nueve españoles en el top 20 el año 2007, mientras que en el Giro se llegó a cinco ciclistas en 2006. De hecho en Italia sucede que ningún español había quedado fuera de tan selecto grupo desde el ejercicio 1979, es decir los años de plomo y travesía en el desierto comprendidos entre Luis Ocaña y la eclosión del Reynolds en el Tour de 1983.

Como comentan en ABC, al final la victoria de Nairo es una buena noticia para el ciclismo español pues directamente vemos que el único equipo del mejor país en el WT ha estrenado su casillero en las tres grandes. Movistar ha tenido un equipo completamente volcado en el que finalmente ha ganado la carrera. Ha estado especialmente fino Gorka Izaguirre que ha completado sesión de clásicas con Alejandro Valverde y Giro, descenso al Stelvio incluido, con Nairo Destacó también la labor de doméstico, pues en otras veo difícil que pueda ejercer, Igor Anton, a quien la televisión italiana no paraba de buscar como último ganador del Zoncolan el día de marras.

La otra delegación español de grosor estaba en Katusha donde sucedió algo muy curioso: sin su líder el equipo entero se vino abajo. Lo intentó Alberto Losada y Dani Moreno ofreció esa imagen lagunar, esta vez exacerbada pues nunca se le vio en carrera. Esperemos que Purito recupere sensaciones pronto, parece que el Tour emerge finalmente –menuda margarita han manejado su agente, directores y él mismo- y como no deseamos la mejor suerte para Angel Vicioso. Renglón aparte merece Samuel Sánchez, dice que metido a labores de doméstico, pero lejos muy lejos de ser el gregario que presume ser y del liderato que anhela tanto.

Con todo el artículo de L´ Equipe pone en duda que esta situacion se vaya a producir en el vecino Tour, donde acudirán Contador y Valverde como punta de lanza. No obstante la señal ya están lanzada y lo que se presumía para el futuro ya está aquí, si los australianos están preocupados por el hueco que deje Cadel Evans, ¿cuán más deberíamos estarlo aquí a la vista de los resultados del Giro?

Deja un comentario