Connect with us

Grupeta, esa bonita palabra

Opinión ciclista

Grupeta, esa bonita palabra

Grupeta, esa bonita palabra

Labrava

No busquéis, no hay palabra más ciclista que “grupeta”

El primer toque de atención que leí sobre el supuesto mal gusto que representa escuchar esta palabra,grupeta,  para algunos de los integrantes de esta pequeña gran familia que somos los ciclistas, fue en un comentario a una entrada publicada en este mal anillado cuaderno.

En el texto hablábamos de que existen grupetas que imponen el saludo entre ciclistas como norma básica, en lo que fue un debate abierto, no exento de algo de polémica, sobre si es cierto o no que se está perdiendo esta buena costumbre entre nosotros.

Pues bien, por primera vez desde que monto en bici, y de eso hace ya más de 30 años, en una de aquellas respuestas al texto al que hago referencia, pude comprobar que a alguien no le gustaba para nada este término para definir a los pequeños grupos de ciclistas que quedamos siempre para entrenar:

Decir “grupeta” es algo despectivo.

En un principio no le quise dar demasiada importancia.

Podría haber pensado que se trataba de una opinión algo extraña, muy rara, de que a alguien le diera por escribir que el uso de este vocablo, que se puede considerar universal dentro del pelotón de ciclistas que formamos, fuera algo peyorativo, ofensivo o hiriente.

Sin embargo, después de meditarlo un poco, decidí preguntar a ese, más o menos, anónimo lector, el porqué de esa reflexión, más que nada porque, hombre, parece que era hilar muy fino criticar algo que parece aceptado por unanimidad por estos numerosos grupos de ciclistas que salimos a la carretera:

-¿Decir “grupeta” es algo despectivo?

La pregunta quedó sin respuesta, y ahí sigue, después de varias semanas, a la espera de que alguien conteste y argumente su comentario.

Así quedó el tema y con el paso de los días me fui olvidando de aquella perpleja advertencia, hasta que hoy, y por eso me he decidido a escribir este texto, he ido a parar, casi sin querer, a un hilo de un reconocido foro en el que se debate precisamente de la conveniencia o no de llamar grupeta a los que habitualmente salimos juntos a entrenar.

El título de este nuevo hilo de discusión, que un forero ha abierto, es bien claro y explícito:

Odio la palabra grupeta”

Con mucha curiosidad, después de aquella primera vez que leí que era un término despectivo, he entrado sin dudarlo para leer que argumentos se han expuesto para sentenciar con una frase tan dura algo tan nuestro, tan del día a día del cicloturista, y que se utiliza, se ha utilizado y se utilizará, siempre, en nuestro diccionario coloquial, tanto a nivel oral como escrito.

No podía ser que alguien odiara esta expresión tan familiar.

Pero sí.

Aquel miembro activo del foro ha entrado a saco en estos términos:

Pues así de claro. Odio esa “palabra”. ¿Alguien sabe quién la inventó? ¿Y por qué no se dice simplemente grupo e incluso grupillo o grupete? No llevo mucho con la bici, pero cuando la oigo me dan ganas de retorcer el cuello a quien la pronuncia…”

Así, de entrada, podría entender que este forero, él mismo, ya se delata diciendo que “no lleva mucho tiempo con la bici”.

Esto podría ser una explicación, pero mi sorpresa ha sido cuando ha empezado a tener apoyo de algunos que han opinado lo mismo, igual que él, si bien también otros, le han recriminado que fuera tan quisquilloso o poco tolerante:

Pues vete al médico del odio… ¿O era del oído?”

Si hasta la mierda del Whatsapp sonríe, tú también puedes hacerlo al oír la palabra grupeta”

Alguno, con mucho más sentido común y sobre todo mucha más coherencia, ha comentado con exactitud, y con mucha razón, que “se dice siempre en el ámbito de las carreras, que se ha formado una grupeta cuando es un grupo pequeño en vez de un pelotón y que viene del italiano “grupetto”, si bien, finalmente, reconocía que a él tampoco le gustaba demasiado referirse así “a los globeros que van en grupo, pues suena a una especie de banda callejera… de cobardes”.

La gente que defiende -defendemos- su uso, sabemos que es una palabra que al oírla cualquier ciclista sabe de inmediato de lo que estamos hablando.

Además, no entiendo muy bien eso de que “no suena bien”.

A mí, y a muchos, nos gusta, sí tiene sonoridad y seguiremos utilizándola.

La verdad es que nos encanta porque es un término más de la jerga ciclista internacional y, como bien decían algunos, aunque no sea una palabra que aparezca en la RAE.

Las costuras del maillot

 De hecho, cuando la escribo, “grupeta”, me da error y word me la subraya en rojo, claro 

Algunos han comentado que a ellos también les suena cutre el término, igual que quien llama a su pareja “la parienta”, y que no piensa utilizarla jamás, porque no creen ni que sea necesaria, existiendo voces como “grupito” o “grupete”, pero… ¿grupeta?

A lo que otros replicaban, con toda la razón, que “grupito” o “grupete” suena muy chorra.

¿Es verdad o no?

Gravity by Gobik: El culotte definitivo con menos de 145 gramos de peso 

En fin, por ir acabando el debate, me quedo con una de las últimas respuestas, a favor, que para mí han sido de las más acertadas y que sentencia la discusión sin medias tintas, desarmando a los críticos más acérrimos sobre el uso de la palabra grupeta:

¿Pero qué me dices chico? Grupeta viene de Italia, que es el corazón del ciclismo, y no hay espaguetis sin queso mozzarella ni ciclismo sin grupeta”.

¡Amén!

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio