Connect with us

Ciclismo otoñal

Mundo Bicicleta

Ciclismo otoñal

Mediolanum – Giro

Quizás me esté haciendo mayor. Hace años, con la fogosidad que te da la juventud, deseaba con anhelo que llegara el verano y el calor, y en primavera disfrutaba pensando en todos los meses de buen tiempo que teníamos por delante. Aún lo sigo haciendo, pero a diferencia de aquellos años que veía con tristeza la llegada del otoño, pensando en que ya quedaba poco para que llegara el invierno, ahora miro esta deliciosa estación con otros ojos. Ya os digo, será la edad, pero ahora los meses de las hojas muertas se convierten para mí en toda una sinfonía de olores y colores y deseo escaparme siempre que puedo a la montaña, donde esta composición adquiere toda su grandeza, en forma de belleza, y en la que la naturaleza alcanza la dimensión de obra maestra.

El otoño nos invita a pasear por senderos descubriendo rincones arremolinados de hojuelas secas, contemplando sus árboles de hojas doradas y, mientras sopla una ligera y fresca brisa, ver cómo se van desnudando sus ramas, desprendiéndose de aquellas y cayendo armoniosamente al suelo. La sabia naturaleza se prepara para su merecido descanso.

Abre los ojos: es otoño, estás en el monte. Para y oxigénate, abre los sentidos y ponte a prueba. Camina por sus pistas, sus cuestas, sus descensos y llénate los depósitos de adrenalina y olvídate que la gran ciudad con sus atascos y su estrés, esté tan cerca pero a la vez tan lejos, y es que aquí venimos a maravillarnos de su naturaleza, ya seamos ciclistas, senderistas, montañeros, cazadores de setas o gente que simplemente viene a disfrutar de la rica gastronomía de esta tierra.

Abre los ojos y sigue paseando, el tiempo aún invita a hacerlo, al calorcito de un sol que no renuncia a abandonarnos, o bien entre nieblas, dándole un toque sugerente a tu salida de hoy. Te encontrarás con otros muchos que como tú vienen aquí a reencontrarse con ellos mismos, visitando pueblos amables con sus casas arremolinadas juntos a su iglesia y en donde en esta época aún podrás encontrar todavía alguna castañera, con su pañuelo en la cabeza, asando ricas castañas.

Para y habla con ella. Habla con los habitantes de estas bonitas poblaciones. Deja que te cuenten y luego sigue tu camino, continua descubriendo preciosos parajes. Disfruta pedaleando sobre cientos de alfombras de hojas.

Agudiza el oído y escucha el incesante murmullo de las cascadas de agua cuando pases por los ríos que jalonan estas tierras y forma parte de una estampa de postal, rodeado de árboles de hoja caduca ofreciendo numerosos matices de colores amarillos, rojos, marrones, que pintarán un cuadro donde no faltaran las castañas en sus erizos, los frutos del bosque, los madroños, las setas. Para en una de las numerosas fuentes que te encontrarás por el camino. Para y bebe.

Respira. Olerás el otoño, olor a humedad, a hojas mojadas, sentirás en tú piel el aire casi frío, el primero, el que te anuncia que el invierno está próximo. Que lo disfrutes.

1

Así nos describe Jordi Escrihuela la estación que muda la montaña a nuestras espaldas, una estación que aunque poco densa en lo competitivo ofrece buena parte de las mejores carreras del año y el amanecer del ciclocross.

Foto: www.paucatlla.com

Labrava
Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Podcast GIRO ITALIA

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio