Connect with us

El ciclista y el yugo del equipo

Mundo Bicicleta

El ciclista y el yugo del equipo

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Hace un momento hemos recibido la última obra de Libros de Ruta sobre los maillots ciclistas, su origen, significado e iconografía, por cierto, en una primera hojeada es una obra excepcional. No es un tema baladí, aunque parezca que el diseño de una prenda ciclista es algo que sólo compete a este mundillo, lo cierto es que la “moda ciclista” ha transcendido en más de una ocasión y en especial en el presente, con marcas que trabajan con mimo prendas y patrones inspirados en grandes equipos de la historia.

Y es ahí donde vamos, al equipo, al maillot, a la uniformidad y cómo el rodillo del equipo y la dirección está matando en cierto modo la esencia del ciclismo, al menos la esencia del ciclismo que nosotros conocimos un día y nos hizo enamorarnos de este deporte.

Endura LDB Di17

Se habla con mucha nostalgia de los años ochenta, y como alguna vez me han dicho, en aquella época también había someros bodrios que invitaban al sesteo mientras la carrera evolucionaba con la televisión de fondo.

Eso es cierto, pero también lo es que estábamos más abiertos a la sorpresa y desenlace incierto, salvo esos años de La Vie Claire en el Tour, donde la emoción residía dónde le pondría la trampa Hinault a su “compañero” Lemond.

Hoy el ciclismo vive una paradoja: está más profesionalizado que nunca, las grandes escuadras cuentan con unos medios inimaginables hace un tiempo, pero las directrices de arriba abajo que se desprenden del coche son un yugo sobre aquel que quiere hacer algo diferente.

Sé que hace pocos días Unai Yus nos dijo que era para él un buen profesional, y entre otras cosas apuntó que saber tu sitio y acatar las órdenes de equipo eran síntomas de profesionalidad. Todo surgió a raíz de la rebeldía de Warrgen Barguil en el Sunweb y la expulsión del ciclista por parte del equipo llegando encumbrado por un Tour rutilante.

El problema es que no siempre el espectador entiende esas estrategias. El pinganillo como fuente de todos los males es quien más sufre las iras del fan. Ser un buen profesional es hacer lo que Mikel Landa se limitó a hacer en el Tour, no complicar la vida a su jefe, ayudarle cuando correspondía y azuzar los nervios entre los rivales.

Sin embargo, el aficionado medio, hubiera disfrutado más viendo a Landa jugar sus bazas, cosa impensable en el 99% de los equipos del mundo y más en el Team Sky, donde ya pararon a Froome vs Wiggins, cuando el segundo se descolgaba en la montaña.

Yo sé que lo de Landa en el Tour hubiera sido utópico, pero se constata que entran en conflicto los intereses del equipo con los de aficionado medio es una obviedad. Cada equipo pone dinero, mucho, y medios para su buen nombre y sostenibilidad, pero no cabe duda que las cosas son muy diferentes dependiendo desde donde se miren. Lo que para el equipo está bien es un coñazo para el espectador, que es a quien el mecenas se dirige.

¿Cómo cuadrar el círculo?

Imagenes tomadas del FB de Trek-Segafredo

INFO

Conoce la Gran Fondo Cambrils Park

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio