Connect with us

Ciclistas retirados: ¿Cuál echaremos más de menos?

Ciclistas

Ciclistas retirados: ¿Cuál echaremos más de menos?

Ciclistas retirados: ¿Cuál echaremos más de menos?

Cambrils ZC, Gran fondo

Ant1 de 2

De entre los retirados, hay gente pero que muy especial

El año que muere entre nuestras manos deja puntos y finales sonados, ciclistas que se retiran, que están ya retirados, algunos porque no ocurrieron sobre la bocina de final de partido no son tan recordados, como otros que se produjeron en auténticos baños de masas, pero también han tenido lugar y seguro que en un momento u otro caerán en nuestra memoria.

Obviamente todos miramos a Alberto Contador, el más ilustre de los retirados, ciclista que llegado su anuncio admitimos que no extrañaríamos, por cuanto su carrera se había convertido en un quiero y no puedo, en el que la fe de los suyos y la suya propia creyeron sobre las leyes de la física que hablan de rivales superiores, de envejecimiento inapelable y gente que llega de nuevo y te acaba desplazando.

El fin de fiesta de Contador fue el soñado y deseado, sin duda, tanto que escondió el final de otros ciclistas que sinceramente nos gustaron mucho. Algunos ya se fueron en el cogollo de la primavera, como Tom Boonen que sólo podía despedirse en Roubaix, el sitio donde es una leyenda, en particular, y en general, porque ganar cuatro veces en el velódromo te hace ser inmortal.

Su forma de correr, su evolución, de velocista achispado a hombre de clásicas, su chepa al atacar, los dientes apretados en una media sonrisa que esconde pavor, miedo pero también poder y sufrimiento inmensos. Todo el Quick Step supeditado a él, como si con Terpstra o Stybar no pudiera haber un plan B. Todo eso quedará en el baúl.

En la memoria sus triunfos en Roubaix, serpentines de corredores cayéndose a un lado y otro suyo, mientras él emergía, y planteaba duelos memorables con Hushovd, Pozzato, Ballan… aunque ninguno como con Cancellara, con quien tiene a bien haber condicionado el desarrollo de las grandes citas del adoquín durante una década. Si no ganaba uno, ganaba el otro y en caso de que ninguno de los dos, sería alguno de sus satélites.

Ant1 de 2

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio