Connect with us

Ciclobrava: por el corazón de un territorio ciclista

Ciclobrava JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Ciclobrava: por el corazón de un territorio ciclista

Ciclobrava: por el corazón de un territorio ciclista

La Ciclobrava propone cicloturismo auténtico por carreteras que han cautivado medio planeta ciclista

Intimidad, carreteras estrechas, lugares inéditos, sondeados por pros de medio mundo… ese el recorrido que propone la Ciclobrava por los sitios menos divulgados de Girona, una excursión que se escribe por terreno quebrado.

Un terreno que no es selectivo, al menos sobre el papel, un terreno que busca la esencia del cicloturismo, un terreno que exploran cientos de profesionales que hacen de su zigzagueo su suerte.

La Ciclobrava es una marcha de formato ciclotuirsta en toda su acepción.

Propone dos recorridos…

Ciclobrava larga, hasta la misma playa

La Ciclobava no podía obviar la costa, una costa que aquí es brava.

Saliendo de Girona, del corazón de la misma Sea Otter, el pelotón se dirigirá hacia la costa.

Lo hará hacia Llagostera.

Son cuarenta kilómetros en dirección a la costa, por la mentada Llagostera, por Caldas de Malavella, territorio que suena ciclista.

Es el Massís de Cadiretes, una zona boscosa, virada, donde cuesta que entre el sol y el aire entra limpio a primera hora.

Por aquí son carreteras muy poco transitadas, estrechas, de tres metros. 

La salida se prevé a las ocho de la mañana, tanto para la versión larga como para la corta.

Labrava

Queríamos un formato original en la vorágine de marchas duras o durísimas que llena el calendario -propone Pepe Cuevas, desde la organización-. Y así nos ha salido este recorrido que exige cierta forma pero no una forma espectacular. Es un cicloturismo pensado para todos”.

En Llagostera, los que haya elegido la versión corta podrán girar a la izquierda, aunque un apunte al respecto, en este primer punto habrá flexibilidad, quien haya suscrito la corta y se vea con piernas para la larga, podrá seguir recto, incluso viceversa.

Ciclobrava San Grau JoanSeguidor

Y así se subirá al alto de Sant Grau d´ Andenya, la antesala de uno de los grandes placeres de la jornada: las vistas al mar, desde su coronilla, y posterior el rodaje de 15 kilómetros por las mismas curvas de la costa que ven el Rally Costa Brava.

De vuelta hacia el interior, el pelotón tomará ruta por Santa Cristina de Aro hasta enlazar en Romanyà con los participantes de la marcha corta.

Ciclobrava carretera JoanSeguidor

Por Calonge habrá un recorrido común del que se habrán visto cosas en directo en algunas de las etapas de la próxima Volta a Catalunya.

Aquí se incluye otro clásico de la zona, La Ganga, el puerto que mete al ciclista en el corazón de Girona, dirección Monells, donde se sitúa el avituallamiento más importante de la jornada y el segund punto de desvío para la marcha corta.

Monells es Girona en estado puro, pueblo en piedra, masías, pareces anchas, balcones engalados. El sitio donde se rodó “Ocho apellidos catalanes”.

En la plaza donde se dirigía Rosá María Sardà al pueblo se dispondrá ese avituallamiento.

Ciclobrava Monells JoanSeguidor

De Monells parte una carreterita que hará las delicias del ciclista antes de llegar a Bordils, desde donde todos juntos se afrontará el tramo final hasta Girona, entrando por Montjuïc, un pequeño repecho que recompensa con otra vista de excepción: la ciudad vieja.

Son entre tres y cinco horas de bicicleta, las tres horas para la primera opción.

Ciclobrava corta, senderos que permanecen

Durante el recorrido habrá ese par de bypass que permitirán reducir el recorrido a gusto del ciclista, y sus piernas.

La marcha larga son 140 kilómetros y unos 1800 metros, la corta 100 kilómetros y 1000 metros.

En ambos casos se acaba en el marco de la feria, con estructura para recibir a los valientes, con un avituallamiento para ellos. Una llegada acorde al evento, la Sea Otter.

Ciclobrava mapa JoanSeguidor

La hora tope son las dos y media, el momento justo para un asueto y poder visitar con calma la feria.

Ese momento llegará tras unas horas de placer cicloturista por las mismas carreteras por las que, entre otros, David de la Cruz coincidió con “Daniel Martin, Marcel Kittel, Robert Gesink, Petr Vakoc, Jack Bauer o Tao Geoghergan” entre otros muchos.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Lo más popular

Categorías

Inicio