Connect with us

Ciclocross: la clave está en la pretemporada

Algunas cuestiones técnicas sobre el ciclocross

Destacado

Ciclocross: la clave está en la pretemporada

Tiempo de lectura:2 Minutos

¿Por qué nos cuesta tanto ver a ciclistas no belgas y neerlandeses en el top10 mundial de ciclocross?

Ésta es la pregunta del millón, y sin duda hay muchos factores. Necesitaríamos veinte posts como éste, para entenderlo. Sin embargo, estamos en agosto y queremos hablar de la pretemporada, bajo mi punto de vista, la clave del rendimiento del top15 mundial en invierno.

Y es que encontramos una gran diferencia entre la pretemporada que llevan los belgas-neerlandeses respecto a los especialistas del resto de países.

Aunque parezca una contrariedad, la pretemporada en carretera es básica para un buen rendimiento en el barro. Sin querer meterme en camisas de once varas, ni en campos que no son los míos, la puesta a punto de un especialista tiene, simplificando mucho, dos áreas importantes: la preparación específica y la base.

La específica es sencilla: campa, obstáculos, barro y horas. La otra, la base, cobra gran importancia en esta época. Se trata de meter horas en bicicleta de carretera, buscando el fondo que permita a los especialistas aguantar la duración de la temporada de barro.

Este trabajo de base hay que combinarlo con pruebas de competición que ayudan a quitar la carbonilla al cuerpo y oxigenan la cabeza del ciclista, ya que de febrero a septiembre es mucho tiempo sin ponerse un dorsal.

La amplia mayoría del top15 del ranking, salvo el americano Stephen Hyde, está enrolada en equipos Continentales Profesionales o Continentales. Estos equipos cuentan con acceso a carreras de ciclismo en ruta, en muchas ocasiones a carreras de máxima categoría como WT, HC o 1.1.

Estas semanas hemos podido ver a Tim Merlier y Wour Van Aert con su equipo PCT Vérandas Willems-Crelan en el BinckBank Tour World Tour. La general de la carrera con licencia neerlandesa ha sido ganada por el “local” Tom Dumolin, ganador del Giro de Italia de este año.

Si este detalle no basta para “calibrar” el nivel de la carrera, Stuyben, Sagan y Boom están entre los ganadores de etapa. La dupla belga no ha desentonado para nada. Tim Merlier estuvo a 150 metros de ganar el sprint en la cuarta etapa, en la que finalmente se clasificó tercero y aunque, Wout van Aert no ha cosechado puestos de honor en esta carrera, ha estado presente en fugas y en el grupo delantero al paso por los muros de piedras por los que ha transcurrido la carrera.

Sin ir más lejos, cinco especialistas del top20 mundial cuenta con victorias UCI en ciclismo en ruta esta temporada. Mirad qué listado:

1.º Mathieu van der Poel (NED – Beobank) – 5 victorias en carreras HC y .1
2.º Wout van Aert (BEL – Vérandas Willems – Crelan) – 3 victorias en carreras .1
3.º Clement Venturini (FRA – Team Cofidis) – 2 victorias en carreras HC y .1
4.º Gianni Vermeersch (BEL – Beobank) – 1 victoria en carrera .1
5.º Laurens Sweeck (BEL – Era – Circus) – 1 victoria en carrera .1
6.º Toon Aerts (BEL – Telenet – Fidea) – 1 victoria en carrera .2

Victorias y presencia en carreras de máximo nivel, los mejores especialistas del mundo han demostrado que no desentonan en los circuitos WT y UCI de primer nivel.

¿Y qué hacen los especialistas españoles?

Esta situación contrasta fuertemente con la realidad que viven nuestros especialistas. La falta de equipos continentales copados por crossers como pasa en Bélgica, o las puertas cerradas en equipos continentales- profesionales, al contrario que en Francia, Países Bajos y/o Bélgica, hace que se tengan que preparar en carreras amateur o pruebas de MTB de “bajo perfil” competitivo.

Dicen que al “pellejo” hay que estirarlo para que se adapte a la forma que le toca, y manteniendo la metáfora, no es lo mismo estirar el pellejo partiéndose la cara en carreras UCI y WT de alto nivel, que hacerlo en la Vuelta a Segovia de turno, dicho sea con todos los respetos para la carrera.

Sin duda, esa vuelta es el escenario perfecto para que un ciclista amateur muestre su valía y busque un hueco en el ciclismo profesional. Pero no es la “plataforma” que necesita el ciclocross nacional para evolucionar.

El futuro de la evolución de la especialidad en España pasa por la creación de estructuras potentes centradas en la especialidad. No hablo de la pseudo-categoría de equipos de Ciclocross creadas por la UCI, bajo mi punto de vista innecesarios e inefectivos. Estoy hablando de unos equipos que cuenten con los medios económicos necesarios para salarios de ciclistas y staff, infraestructura, calendario y material.

Algo que está ni se le espera en España en un futuro corto-medio.

Estas afirmaciones no son pesimismo, son realidad. Para lanzar un equipo profesional (Con nominas para todos, calendario internacional e infraestructura mínima) de verdad hacen falta del orden de 250.000-300.000€. Hoy por hoy absolutamente inviable que una o varias empresas pongan un montante semejante para un equipo de una disciplina que no es mayoritaria.

Mientras esto ocurre, el ciclocross nacional avanza dando pasitos pequeños pero sólidos. Este año tendremos el primer equipo de ciclocross en España, creo que deportivamente no aporta nada dada la idiosincrasia de la disciplina en el país pero sí que da un aporte moral importante para que jóvenes ciclistas vean un futuro menos negro.

También tendremos las primeras carreras C1 dentro de nuestras fronteras y en número de carreras UCI superaremos o nos pondremos cerquita de países referentes como Suiza, República Checa o Países Bajos. Pequeños brotes verdes que nos hacen ver el futuro con un poquito más de luz dentro de la penumbra que vivimos.

Por Jon Hernández

INFO

Toda la gamma de cascos @uvexsports en un click

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Patrocinado

Inicio