Cinco nombres para la Amstel

0
260
vistas

Pues viene con épica esa carrera preciosa de ver y estresante de disputar que es la Amstel. Con el Cauberg hasta tres veces en el recorrido, pero lejos de meta y dando pábulo a otras cotas, la carrera de la cerveza del sur neerlandés viene con un buen plantel, no sé si mejor que otros años, pero con nombres que hace 365 días no habríamos contemplado. Os dejo cinco, siguiendo con la racha, pues entre los que dimos semanas atrás acertamos los de San Remo, Flandes y Roubaix.

Michal Kwiatkowski, el salvador del Team Sky esta campaña, tras ganar en San Remo un final memorable y muy centrado en el llamado tríptico de las Árdenas. Hace un par de años ganó por aquí con el arco iris en la espalda, con lo que se le supone resistente a la concatenación de cotas, que eso no cambia, y encima tiene chispa en los descensos y velocidad en el sprint. Una baza que como pocas puede brillar sobre adoquines y cotas.

Publicidad

Philippe Gilbert, otro como el polaco, ganador aquí, además dos veces, y campeón del mundo. Gilbert sería el hombre de la primavera si no hubiera un belga que lo está ganando todo. La llegada no le favorece como antaño, pero es mejor si cabe, porque le obliga a darlo todo de lejos y con mejor sentido táctico. Ya se sabe que con la tricolor en el pecho no se andará con tonterías. Llega muy en forma, motivado y con argumentos suficientes para saber que si saca la artillería de lejos puede hasta llegar.

Alejandro Valverde en su versión internacional. Llega imbatido, sin duda en uno de sus mejores momentos y a una carrera en la que nunca ha ganado, lo que debe suponerle un plus. Como Gilbert tiene repertorio, puede salir de lejos o jugársela al sprint. Tocado por una varita sabe que sus posibilidades son reales, quizá más que nunca.

Tim Wellens, la eterna promesa que debe cuajar. Uno de los ciclistas con mejor sentido del espectáculo, que lleva no poco tiempo dando la talla para encontrar el camino del éxito que merece. El recorrido tiene trampa para él, porque dudo que se esté quieto hasta el final, y si se ve fuerte lo intentará, otra cosa es que le dejen. Un apunte, su equipo llega muy necesitado, ha estado ausente en toda la primavera y busca resarcirse.

Greg Van Avermaet, con esa llegada gana enteros. Está tan en forma, tan confiado, tan motivado, tan, tan, tan,… todo que le veo capaz de cualquier cosa. Que vaya bien sobre el adoquín, que aspire un día a San Remo, no le descarta en este terreno. Es un superviviente, que nunca ceja y resiste, mirad los Juegos Olímpicos e incluso la etapa que ganó en el último Tour, es la baza oculta, con la que muchos no cuentan y quizá sorprenda. Y ojo porque si lo valoráis puede ser como Gilbert o Kwiatko, parte de esa hornada que puede brillar en adoquín y Ardenas al mismo tiempo, algo que no se prodiga en exceso.

Imagen tomada de Pictorem

INFO

Sanremo Speedsuit de Castelli cuenta con diseño único de una sola pieza con la comodidad de maillot y culotte

Deja un comentario