Connect with us

San Sebastián: No hay otro como Alaphilippe

Julian Alaphilippe - Flecha Valona JoanSeguidor

Julian Alaphilippe

San Sebastián: No hay otro como Alaphilippe

San Sebastián: No hay otro como Alaphilippe

Cerdanya Cycle

Ahora mismo Julian Alaphilippe es el ciclista de moda

 

Una carrera larga, penosa, sobre una ola de calor de esas que quitan las ganas de pisar la calle, que se juega en un Boulevard, tras un descenso de vértigo, no podía hacer otro favorito que Julian Alaphilippe.

La ciudad más afrancesada vuelve a ser francesa en su día grande.

Todo el año esperando la Klasikoa y ésta cae en mano de Julian Alaphilippe, por el mismo terreno que pisó Tony Gallopin hace pocos años.

Cruz – LEadboard2 Post

 

De Laurent Jalabert a Julian Alaphilippe

La singularidad de Alaphilippe ahora mismo entronca con un corredor, también francés, llamado Laurent Jalabert.

Les separa una diferencia.

A Jaja le costó mucho ganar en Donostia.

Aunque ganó un par de veces en el lugar, lo hizo con los colores del CSC, no de la ONCE, dando en el palo varias veces.

Antes de Jaja, antes de Alaphilippe, ganó en Donostia Armand de las Cuevas.

Leemos que se guardó un minuto de silencio en su recuerdo, 24-48 horas después de su fallecimiento.

Qué diferente era la carrera que ganó De las Cuevas.

La clásica entonces se jugaba a lo bruto, en un equilibrio de estrategia y poder, partiendo de Jaizkibel y teniendo arrestos para llegar solo al Boulevard.

Así ganaron Bugno, Indurain, Alcalá, Chiapucci. Así ganó también el irrepetible Armand por delante del entonces campeón mundial, Lance Armstrong, y un ciclista ese año enrachado Stefano Della Santa.

  

Pero volvamos al presente, y éste se escribe de mano de Julian Alaphilippe.

Es un corredor que sale de este verano muy diferente al que anteriormente llegó a él.

Es un corredor que no sale a especular, sale a ganar la partida, afinando los movimientos y sobre todo sacando punta a un estado de forma que asusta casi de inicio.

Porque no había pronóstico en San Sebastián que no incluyera Alaphilippe.

Y claro ganar siendo la rueda a seguir no es sencillo, es más es complicadísimo en este ciclismo super contorlado y medido.

Cuando Alaphilippe asomó el morro entre el gentío en el Murgil Tontorra, mientras el sorprendente Tolhoek languidecía, supimos que muy mal se le tenía que dar.

A ello se le sumó el compañero que todos quisieran tener en un corte, Bauke Mollema, generoso, desprendido, quien hasta casi el Urumea no se dio cuenta del cuadro.

Él solo vendido frente a Alaphilippe, con la distancia suficiente como para que el racaneo no le sirviera de nada.

La campaña de Alaphilippe es como la de su equipo, es tan buena, es tan perfecta, es tan sostenida, que ahora el problema no es seguir sumando, es pensar que el año que viene pueden optar a repetirla.

INFO

La celeste de Movistar, un pedacito de cielo gentileza de Endura

 

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Julian Alaphilippe

Inicio