Connect with us

Clásicas belgas: mucha gente necesitada

Clásicas belgas JoanSeguidor

Ciclistas

Clásicas belgas: mucha gente necesitada

Clásicas belgas: mucha gente necesitada

Muchos favoritos llegan de vacío a las mejores clásicas belgas

Semana grande de ciclismo, ciclo de primavera, clásicas belgas in crescendo. Entre el viernes y el domingo Harelbeke y Wevelgem.

La temporada de clásicas belgas se abrió hace unas semanas en la Het Nieuwsblad, pero a nadie se le escapa que ahora viene lo gordo.

Un ciclo que se abre con los Tres Días de La Panne, que ya no son tres días, se resuelven en uno que sale de Brujas y llega a La Panne, en la costa del Mar del Norte, todo en una clásica que ha desplazado del miércoles A Través de Flandes, una carrera sencillamente excepcional.

Una carrera que puso todo lo gordo en medio del recorrido y que se decidió en los cortes, el viento y los abanicos.

Diferentes ataques acontecieron y la clave a unos diez kilómetros de meta, un giro a la derecha, un abanico y corte provocado por el Lotto, un trabajo excepcional del Bora, que anda fortísimo este año y victoria final de Elia Viviani, sobre Pascal Ackermann, jovencísimo velocista con unos andares magníficos.

Quick Step lleva un casi pleno de clásicas belgas

Y es que los azules de Patrick Lefevere se lo han anotado casi todo en el segundo escalón.

Como dijimos el otro día, cuando Alvaro Hodeg se llevó la primera de la Volta, los belgas no perdonan en casa.

Pero ahora, vienen palabras mayores. Ahora vienen Harelbeke y Wevelgem, dos carreras mayúsculas para un equipo enorme con un punta, Philippe Gilbert y dos extremos muy abiertos, Zdenek Stybar y Niki Terpstra.

Un equipazo por nombres y por bloque, en el que el peso del grupo sobrepasa la individualidad, diferente a cuando Tom Boonen lo eclipsaba todo.

Con el juego de los tres Lefevere tiene que hacer frente a ciclistas y equipos que en el plano individual parecen un punto por encima de los citados.

Sagan, Van Avermaet, Naesen, Vanmarcke…

Ciclistas como Peter Sagan, siempre presente, siempre flotando en el ambiente, pero muy ausente esta primavera, tan acostumbrados como nos tuvo, por ejemplo, hace dos años, cuando formó parte de todos los instantes decisivos de la campaña de clásicas belgas.

Mejor rodeado que nunca, los Bora son parte de la vanguardia de los grupos, pero señalado como siempre, Peter Sagan es el favorito en contienda que concurse. Eso pesa.

E incluso por encima del dorsal uno en ambas carreras, por encima de Greg Van Avermaet, el otro yo de Peter Sagan, que puede llegar solo o acompañado para poder ganar.

Muy discreto hasta la fecha, Van Avermaet inicia el grand slam, toda vez que no pudo defender la corona que tuvo por dos veces en la Het Nieuwsblad. Es sin duda el primero, o segundo, gran favorito, y le rodea un equipo fuerte, otra cosa es que le acompañe la forma del año pasado, cuando le salió todo lo que le llevó media vida conseguir.

Otro interesante es Oliver Naessen, un corredor que sencillamente nos apasiona por lo mucho que da, en ocasiones a cambio de nada, o de menos de lo que merece, así como Sep Vanmarcke, siempre ahí, y Matteo Trentin, siempre atento, más ahora que lidera el Mitchelton, eso sin obviar la parte clasicómana del Team Sky, donde excepto Kiato, ganador en Tirreno, las arcas van semi vacías.

Y es que la tanda importante de clásicas belgas que ha empezado con la victoria de Viviani en La Panne y acaba en el Tour de Flandes llega con muchos necesitados en justificar no sólo un triunfo, a veces la temporada entera.

Imagen tomada de FB de Flanders Classics

INFO

La Émonda Disc, la última pieza en la evolución de Trek

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ciclistas

Inicio