Connect with us

El enamoramiento de Wout Van Aert

Arrate JoanSeguidor

Ciclistas

El enamoramiento de Wout Van Aert

El enamoramiento de Wout Van Aert

Tiempo de lectura:2 Minutos

La irrupción de Wout Van Aert es la noticia de lo que llevamos de campaña

Dos clásicas han sido suficientes para comprobar que Wout Van Aert no ha errado en su decisión de apostar a la carretera.

Causaba expectación Van Aert, pero seamos sinceros, nadie de nosotros imaginamos esta explosión.

Cruz – LEadboard2 Post

No son dos clásicas cualquiera. No son las más importantes. Pero son significativas.

París-Niza, “le printemps français”

Wout Van Aert planificó el invierno con dos prioridades, el mundial de ciclocross y la entré en las clásicas.

Mundial CX y clásicas, el exitoso guión de Wout Van Aert

Para ello dejó hacer a Mathieu Van der Poel entre campas y barro, le dio rienda, al revés de lo que había sucedido años antes , cuando Van Aert dominaba en grueso de la temporada.

Mientras Wout Van Aert iba haciendo con su plan y entiendo que en un ambiente anda sencillo, porque que el arcoíris cayera un fin de semana sí, y al otro también, cuando esto del ciclocross es tema de estado por aquellas tierras, no sería sencillo de gestionar.

Presión inimaginable sobre un corredor joven que corre, no olvidemos, a tocar de mano por los aficionados que iban a verle en Copas del Mundo y otros rankings.

Gran Fondo Cambrils Park: perfecto maridaje de familia y bicicleta

La explosión en la carretera

Lo que para Wout Van Aert es una buena noticia, lo que es una buena noticia para la carretera, lo que es una buena noticia para el World Tour, es una mala nueva para el ciclocross.

Camino de Siena, allá en lo alto, en Il Campo, también hubo un ciclocrossman, campeón del mundo, que se hizo un hueco en la historia de esta joven clásica.

Por la Toscana Zdebek Stybar también encontró argumentos para darle la razón en su apuesta por la carretera en detrimento del ciclococrss.

Con Wout Van Aert tenemos una situación similar al checo, e incluso sonroja más verle, tan joven, tan tierno, tan delante, con los capos a su alrededor, enfilándolos en el gravel y dejándolos lejos de meta.

Hay enamoramiento por la clase que exhibe y también por su ambición, no contento con aprender, juega a ganar a las primeras de cambio.

Aunque no nos hagamos trampas al solitario, años atrás ya estuvo delante en muchas carreras e incluso estrenó el casillero. Y hablamos de clásicas en la puerta de los 200 kilómetros.

Esa progresión sigue su curso.

Pero lo que enamora de Van Aert es esa sensación de vacío que transmite cuando cruza la línea de meta.

El deber cumplido, la faena hecha. Cuando se cae en la ultima rampa antes de girar a meta, porque los calambres le están matando y cuando se desploma cruzado el umbral, fruto de un esfuerzo que supera con creces nuestras capacidades.

Éste es Wout Van Aert, el flechazo se ha producido, hoy cientos de miles de aficionados saben de él, de su ciclocross, de sus títulos mundiales y del tremendo recorrido que se le adivina.

Imagen tomada de FB de Strade Bianche

 

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ciclistas

Inicio