¿Cómo se recordará a Purito?

0
3
vistas

¿Qué  tienen en común Ryder Hesjedal, Rui Costa, Alberto Contador y Daniel Martin? Obviamente Purito. El otro día leí un artículo en una revista anglosajona que analizaba el último Mundial como la carrera cuyo protagonista máximo será recordado como el ciclista que nunca ganó las carreras que deseó ganar. Se refería a Purito.

Lo cierto es que desde que entró en Katusha, el menudo competidor catalán ha estado en la disputa de carreras que en la vida se habría figurado, pero ahora, cuando se echa la vista atrás –y eso que él ha demostrado saber pasar página rápido- uno se percata de lo mucho es importante que el corredor ha dejado de ganar por circunstancias varias. Sólo con recordar los cuatro nombres que encabezan este post nos damos cuenta que Purito ha tenido a tocar con la mano un Giro, un  Mundial, una Vuelta y una Lieja. No es botín extraño a los grandes palmareses.

Para el año en curso el corredor consciente de que los años pesan, ha trazado un calendario que desde luego se adapta cual guante a sus posibilidades. Desiste del Tour, en un ejercicio de realismo que otros niegan realizar, y pone todas sus fichas sobre el tapete de la Vuelta y Giro. Es más, tanta es su convicción de que están a su alcance que limpia el camino de su primavera hasta las clásicas prescindiendo de dos citas en la que se encuentra cual pez en el agua: Tirreno y País Vasco. En cambio introduce largas estancias en Tenerife, como síntoma de que le conviene medir sus esfuerzos y seleccionar objetivos con cautela.

Porque en el fondo sus tres números uno en la UCI han sido más estadística  que otra cosa. Consciente de que para llegar a rayar tan alto es imprescindible estar fuerte la mayor cantidad de meses, quizá le resulte mejor centrar el tiro en las carreras que le faltan y que sin duda le pueden dar el premio que su trayectoria merece.

Ser el mejor ciclista del mundo no es nada que te represente reconocimiento más allá del propio gremio. Por ejemplo en la reciente gala de El Mundo Deportivo sin noticias del ciclista ni del ciclismo. En la propuesta a mejor deportista del año ni se contempla, como candidato al menos, que tenemos al mejor ciclista, números en mano, del mundo. Como tampoco se refleja en esta encuesta del diario El País a la que hace unos días aludíamos.

Por eso, y supongo que con todas su fuerzas, Purito quiere ser recordado como el ganador de una grande, de una grande que difícilmente será el Tour, pero que en cualquier caso reviste el áurea del deportista de un nivel que ahora mismo el ciclista sabe que no tiene. Esperemos que la suerte, siempre esquiva al final, no le vire esta vez.

Foto tomada de www.teinteresa.es

Publicidad

Deja un comentario