Con Movistar, Unzué aspira a más

0
3
vistas
En la sexta jornada del Giro de Italia, cinco hábiles, si descontamos la dedicada al homenaje y recuerdo de Weylandt, el ciclismo español ya ha logrado dos triunfos parciales en lo que viene a ser una rara nota en la tradición agonística de nuestro ciclismo, contadas veces focalizado el triunfo parcial y sí al final, o al menos a conseguir eso que se llama “puesto”, algo de lo que muchos corredores han hecho correa de transmisión en sus trayectorias deportivas.
Curiosamente sendos logros vienen firmados por ciclistas de perfil similar y trayectoria no siempre sencilla. Angel Vicioso el luctuoso lunes y Fran Ventoso, hoy jueves, han cuajado sendos éxitos en velocidad, porque ambos se han destacado por ello, pero con matices, el primero en un grupito, el otro en el pelotón con una meta realmente serpenteante en ligera subida que le ha exigido hasta el último aliento.
Y es que resulta raramente exótico ver como este camaleónico director deportivo llamado Eusebio Unzué  se las tiene que ver cuando el mercado le priva de un gran líder que opte a generales. Sin menospreciar las opciones de David Arroyo, fenomenal segundo puesto hace un año aunque en especiales connotaciones, conviene no obviarlo, los azules de la marca telefónica por antonomasia se han metido a hacer de todo. A pocos kilómetros de meta ahí estaban estos chavales metidos a perseguidores para un velocista, quién te ha visto y quién te ve, Eusebio. Una estructura llamada a grandes hazañas, a generales finales, cazando por detrás, y con éxito, para su velocista. Nada que pudiéramos haber pronosticado en el cobijo de los Arroyo, Delgado, Indurain, Olano y Valverde, a quien han vendido la moto de que puede ganar el Tour. El ciclismo es definitivamente esa rueda que gira y gira, nadie escapa a ello. 

Deja un comentario