Conclusión: La elegancia sobre la bicicleta se llama Gianni Bugno

1
5
vistas
Su palmarés acoge calidad, no cantidad, o quizá no la acorde a la que se  supone a tal caballero de fina estampa. Sin embargo, veinte y pico años después de su irrupción su quehacer sobre la flaca impresiona, seduce. Gianni Bugno ha sido el ganador de la peculiar encuesta que desde este blog hemos lanzado estos días con el objetivo de destapar la excelencia en el pedaleo, un término muy subjetivo como hemos podido apreciar más allá de los porcentajes generados por el sondeo.
En el capítulo de elegancia Bugno ha batido a su enemigo natural Miguel Indurain por un estrecho margen porcentual. Tres puntos es el margen que han ahuecado la diferencia, el 30 frente al 27%. Escasa renta sin duda, pero apreciada por la parroquia dada la trascendencia de uno y otro frente a la historia. Mientras Bugno quedó en el camino de lo que pudo ser, Indurain fue un corredor completamente realizado por los resultados, se situó en el margen más alto de historia y su recuerdo perdura. De ahí quizá que extraigamos mayores elogios hacia la imposición del golpe de pedal de Gianni.
Tercero en distancia se ha ubicado Laurent Jalabert, ese ciclista cuyo gesto de póker escondía malos momentos y apenas disimulaba los buenos. El “juguete roto” VDB ocupa la cuarta plaza por delante de los otros propuestos como Wiggo, Tonkov y el poliédrico Richard, uno de aquellos que hacía en invierno los deberes del ciclocross sin demérito a la carretera.
Pero el anzuelo sirvió de más. En los propios comentarios a la entrada se mencionaron caracteres contemporáneos como el de David Moncoutié, auténticamente de gala en la Vuelta. La sacudida del Chaba –ocho años de su pérdida-, las excelencias de Valverde, la robotización de Kloden, la fortaleza de Ullrich,…  también merecieron su cuota. Uno que se nos escapa a muchos es Gorka Izaguirre de quien un usuario que firma como Roi afirmó ser “el tipo con mayor elegancia y estilo que ha visto sobre una bicicleta”. El efímero Berzin también tuvo su mención.
Paralelamente en el Foro de Ciclismo, el hilo abierto dio para mucho. A los mencionados, se añadieron un buen número de ciclistas de ADN clásico como Pozzato y Bartoli, demoledores en sus terrenos aunque con bagajes asimétricos, por que si bien el primero es imperturbabilidad sobre pedales, el otro agarrado de la parte baja del manillar causaba pavor. De velocistas Petacchi y cómo il bello Cipollini. Para arriba Basso y su media sonrisa no pasan desapercibidos, ni la danzarina figura de Andy Schleck. Alusión escueta y difuminada para Contador. Incluso se habló de los antiguos y aquí el precoz Gimondi fue el primer mencionado. En los test individuales, siempre por debajo del peldaño ocupado por Indurain, tres nombres, Millar, Cancellara y Sebastian Lang. De las elegantes Leontien Van Moorsel, estilosa y tan grande que sienta cátedra en todos los terrenos. Como dijo Luis Roman, el/la mejor ciclista del mundo.
En las antípodas situaron, eufemísticamente, a Fernado Escartín, Paco Mancebo e Isidro Nozal, pero para hablar de “otros” estilos  aunque resultones ya habrá tiempo.
No te olvides del +1 si algo te ha inspirado esta entrada. Qué te cuesta. 

  • yo

    es un grande del dopaje sin duda un crack la generación epo. indurain bugno pantani